fbpx

Por favor, añade tu primer artículo a la lista de deseos

Descubre los beneficios del yoga

El yoga es una práctica cuerpo mente que reporta grandes beneficios para nuestra salud a nivel físico, mental y espiritual. Practicarlo regularmente nos ayuda a encontrar el equilibrio, lograr la calma y ejercitar el cuerpo. Descubre los beneficios del yoga y, si todavía no lo haces, anímate a probar. ¡Toma nota!

Desde que se declaró el Estado de Alarma en España por el Covid-19, hace ya casi dos meses, muchas personas han sentido sus emociones desbordadas. Es lógico encontrarse en una montaña rusa de sentimientos cuando atravesamos una situación sanitaria, social y económica complicada y excepcional. Por ello, es un buen momento para descubrir nuevas actividades que nos permitan mantener el estrés a raya y desconectar de una realidad que puede despertar nuestros nervios y dar lugar a la ansiedad.

Debes saber que no es necesario practicar yoga de forma aislada. Si ya realizas otras actividades deportivas, esta disciplina puede servir de un complemento ideal para potenciar otros aspectos del entrenamiento y, además, aportarte nuevas sensaciones que desconocías hasta el momento. Poner a prueba la concentración, la flexibilidad y la atención plena es todo un reto y no hay nada más motivador que plantearse nuevos objetivos.

Beneficios del yoga

Enseña a respirar correctamente, lo cual incide en la función cerebral y los órganos vitales.

Mejora la circulación sanguínea evitando problemas asociados como la pesadez, hormigueos o varices.

Aporta una gran relajación y favorece la salud del sistema nervioso.

Ayuda a reducir los niveles de cortisol, la hormona relacionada con el estrés.

Contribuye a un buen estado de ánimo.

Refuerza el sistema inmune combatiendo enfermedades e infecciones.

Combate el insomnio favoreciendo el bienestar y el descanso de calidad.

Aumenta notablemente la flexibilidad y reduce el riesgo de sufrir lesiones.

Mejora la postura corporal y estiliza la figura.

Se reducen molestias y dolores ocasionados por el estrés, la tensión y la mala higiene postural.

Mejora el equilibrio y la estabilidad y nos convierte en personas más ágiles, funcionales e independientes.

Trabaja la capacidad de concentración y nos ayuda a situarnos en el momento presente.

Fortalece la musculatura y, en consecuencia, protege las articulaciones y reduce el riesgo de sufrir enfermedades asociadas como la artritis.

Refuerza los huesos y frena la pérdida de masa ósea.

Favorece la salud de la columna vertebral.

Quema calorías y contribuye a la pérdida de peso.