¿Conoces cuál es la diferencia entre probióticos y prebióticos? Ambos son beneficiosos para la microbiota digestiva o flora intestinal, pero no son lo mismo ni actúan de la misma forma sobre el organismo. 

La labor de la microbiota es esencial para la producción de vitamina K y algunos tipos de vitamina B así como para la óptima digestión de los alimenticios. Metaboliza compuestos vegetales y contribuye en la prevención de infecciones de patógenos. También ayuda a mantener fuerte el sistema inmune y regula el metabolismo. Prebióticos y probióticos contribuyen a que el cuerpo tenga una microbiota sana con un nivel de población adecuado. 

Si estás interesado en cuidar tu salud y tu cuerpo, es importante que conozcas qué diferencia hay entre probióticos y prebióticos. De esta manera te resultará más sencillo decidir cómo proporcionárselos a tu organismo para obtener sus máximos beneficios. 

Diferencia entre probióticos y prebióticos

Microorganismos vivos beneficiosos vs fibras vegetales 

Los probióticos son microorganismos vivos que se unen a la población que forma parte de la microbiota intestinal o digestiva de una persona.  

Los prebióticos son fibras vegetales especializadas que favorecen y estimulan el crecimiento de las bacterias beneficiosas que forman parte de la flora intestinal.

Probióticos y prebióticos actúan de forma diferente en el organismo

En ambos casos proporcionan grandes beneficios, pero lo hacen de distinto modo. 

En el caso de los probióticos, su labor es mejorar la estabilidad y composición de la flora microbiana formando parte de ella. Si tomas probióticos, estás añadiendo población a tu flora intestinal. Es decir, estás aumentando el número de estos microorganismos beneficiosos que viven en tu organismo y te ayudan a estar sano. 

En cuanto a los prebióticos, actúan como sustratos alimenticios de los microorganismos que forman parte de la flora intestinal. Su labor es promover el crecimiento de bacterias beneficiosas en el organismo. Si tomas prebióticos, estás proporcionando alimento a los microorganismos de tu flora digestiva. De esta manera favoreces que crezcan y se reproduzcan.

Requisitos diferentes para ser prebióticos y probióticos

Como ves, son elementos diferentes y para ser uno u otro deben cumplir una serie de requisitos concretos distintos en cada caso.

Los probióticos son microorganismos debidamente identificados y testados científicamente de géneros, especies y cepas determinadas, sin elementos de virulencia potencialmente nocivos para el ser humano, y deben poder vivir en el intestino.

Además, un probiótico solo se puede vender como tal si está en una cantidad suficiente como para que su impacto sea positivo sobre la persona que lo consume.

Para ser prebióticos, estas sustancias deben poder atravesar el estómago sin ser digeridas para así alcanzar el intestino, que es donde llevan a cabo su actividad beneficiosa. Además, deben poder ser fermentados por los microorganismos que forman parte del organismo humano y, así, alimentar de forma selectiva a las denominadas bacterias buenas para los humanos, de modo que estimulen su actividad y crecimiento.

La alimentación y la suplementación te ayudan a proveer a tu organismo de prebióticos y probióticos. Puedes encontrar esta ayuda en los suplementos con probióticos en amixstore.com para aumentar la población de microorganismos buenos que forman parte de tu microbiota.

La forma de aportarlos a tu organismo, otra diferencia entre probiótica y prebiótica

Los probióticos son organismos vivos como los Lactobacillus o los Bifidobacterium, entre otros.

Puedes encontrarlos en suplementos alimenticios en proporción adecuada para que su ingesta suponga un impacto beneficioso para el usuario. Y también de forma natural en alimentos como el yogur, el kéfir, la kombucha, el miso, el chucrut, el kimchi o el tempeh, entre otros, en diferentes cantidades.

Los prebióticos son compuestos alimenticios para esas bacterias beneficiosas. Es el caso de fructanos, galactooligosacáridos y algunos tipos de oligosacáridos. Generalmente, son de origen vegetal, por su riqueza en fibra. Puedes aportarlos a tu organismo a través de una dieta saludable rica en vegetales de hoja verde, frutas y cereales integrales, así como incluyendo en tu alimentación habitual legumbres y frutos secos.

¿Son mejores los probióticos o los prebióticos?

Ahora ya conoces qué diferencia hay entre probióticos y prebióticos y sabes que su labor es diferente. Ambos son beneficiosos para tu organismo y lo ideal es tomar ambos. 

Para mejorar y mantener la población de bacterias beneficiosas, consume probióticos. Para que esta población sea estable, viva y se reproduzca de forma adecuada, sigue una dieta rica en prebióticos.