Envios en 24-48 horas gratis a partir de 25 euros

Por favor, añade tu primer artículo a la lista de deseos

Mostrando 1–24 de 26 resultados

QUEMADORES DE GRASA AMIX

La última tendencia nutricional que tienta a algunas personas que siguen dieta para adelgazar de manera rápida es la utilización de los suplementos dietéticos denominados quemagrasas. La primera cuestión que se nos plantea es si estos productos sirven para lo que su propio nombre indica, es decir, si realmente queman la grasa corporal. Y la respuesta es que los estos suplementos no queman directamente ninguna grasa, sino que ayudan a que el organismo las pueda descomponer y metabolizar con más rapidez. Por tanto, el efecto producido es asimilable al del "quemado de grasas" y de ahí el nombre comercial de quemagrasas, con el que se pretende representar sonoramente su efectividad para eliminar la grasa corporal.

Qué es un quemador de grasas

Un quemador de grasas es un suplemento de nutrición deportiva que contiene uno o varios principios activos que intervienen sobre el Sistema Nervioso Central (SNC), mediante distintos mecanismos de acción, con el propósito de que el organismo humano consuma y también produzca energía a mayor velocidad.

Cómo funcionan y para qué sirven

El fin primigenio de los quemagrasas es estimular el SNC para que se acelere un proceso metabólico del organismo denominado lipólisis, que consiste en la oxidación de las grasas para producir energía extra que satisfaga las necesidades energéticas provocadas por la realización de esfuerzos físicos de gran envergadura. Así que los quemagrasas son usados, ya desde hace años, por deportistas cuyas exigencias energéticas son extremadamente altas, junto con una alimentación orientada a favorecer el aporte de nutrientes energéticos al organismo.

¿Puedo usarlo para adelgazar?

De la propia definición de quemagrasas parece extraerse una aparente y extraña contradicción: ¿de qué nos sirve que el organismo humano consuma más energía si a la vez produce más energía? Es precisamente esa aparente y falsa contradicción la que hace posible que los quemagrasas sean muy útiles en los procesos de adelgazamiento: el quemagrasas hace que el cuerpo necesite bastante más energía de la habitual y además ayuda a que la obtenga mediante la oxidación de la grasa corporal. Es decir, el quemagrasas está acelerando el proceso de eliminación de grasas mediante un mecanismo doble. Por lo tanto, claro que puedes usar un quemagrasas para adelgazar, aunque para ser exactos, deberíamos de decir que el efecto real del mismo será acelerar la eliminación de las grasas y, por tanto, hacer que los procesos de adelgazamiento sean mucho más rápido y efectivos. Es decir, si estás siguiendo una dieta moderada de adelgazamiento combinada con algún tipo de ejercicio físico, aunque este sea de baja intensidad, no tengas ninguna duda de que los quemagrasas harán que elimines la grasa corporal en menos tiempo. Y no solo eso: cuanto más aumentes la intensidad de tus ejercicios, más efectiva y rápida será la acción del quemagrasas, porque su efecto se basa precisamente en hacer que el organismo consuma más energía durante los esfuerzos físicos y en favorecer la descomposición de la grasa para suministrar esa energía adicional. Así que puede afirmarse que la efectividad de los quemagrasas para reducir grasa corporal se multiplica exponencialmente al aumentar la intensidad del ejercicio físico. Ahora bien, no debes esperar un efecto milagroso de adelgazamiento si lo que haces es limitarte a utilizar el quemagrasas y quedarte quieto. Eso no ocurrirá: el esfuerzo físico siempre es necesario porque si no se hace ejercicio, el organismo no da la orden de producir energía extra y, por tanto, la acción del quemagrasas es muy limitada. En pocas palabras, en un proceso de adelgazamiento los quemagrasas aumentan notablemente los efectos del ejercicio físico y viceversa. Es un efecto sinérgico que produce que la grasa se elimine con mayor rapidez.

Tipos de quemagrasas: ¿cuál debería comprar? 

Primero, analicemos qué tipos de quemagrasas podemos encontrar en el mercado y más adelante veremos qué criterios hay que utilizar para elegir uno de ellos:

Termogénicos

Son los quemagrasas más efectivos y hay una gran variedad de los mismos. Aumentan ligeramente la temperatura del organismo, y su efecto acelerador de metabolismo provoca que el organismo active la producción inmediata de energía. De esta manera se reduce el tejido adiposo con mayor rapidez, siempre que el consumidor realice algún tipo de ejercicio físico, aunque no sea muy potente. Algunos de los principios activos que comparten con suplementos termogénicos más utilizados en los suplementos deportivos quemagrasas son:
  • Cafeína
  • Teína
  • L-Carnitina
  • Taurina
  • Derivados del ácido linoleico
  • Ácido hidroxicítrico (HCA)
Los suplementos termogénicos se comercializan normalmente en forma de cápsulas o comprimidos. Los puedes encontrar de un solo ingrediente o conteniendo varios principios activos. Igualmente, existen quemagrasas termogénicos que, en lugar de con principios activos aislados, están fabricados con extractos de las sustancias que los contienen, como el café, el té verde o la guaraná. Y por último hay productos que son una combinación de principios activos puros y de extractos de ingredientes naturales. Nuestro especialista en suplementación nos orientará en la elección, pues según nuestro tipo de práctica deportiva nos vendrán mejor unos u otros. Lo mismo puede decirse para las necesidades específicas de reducción de peso y grasa abdominal.

Sin estimulantes 

Los laboratorios también fabrican quemagrasas sin sustancias estimulantes del SNC. Su eficacia y velocidad de acción es más reducida, pero son la primera opción para quienes no desean consumir principios activos excitantes y para aquellas personas que sufren ciertos trastornos de salud. Como en el caso anterior, las combinaciones de ingredientes son muy variadas y es el nutricionista deportivo el más indicado para solventar nuestras dudas.

Geles y cremas

En el mercado existen geles y cremas con principios activos quemagrasas, destinados a la aplicación tópica. Su gran ventaja es que pueden ser utilizados por cualquiera, independientemente de su edad o estado físico. La única contraindicación es el uso por personas que sufren dermatitis, eczemas o trastornos cutáneos similares. A cambio, su poder quemagrasas es más limitado y deben ser utilizados durante más tiempo. Su principal aplicación es la reducción de grasas localizadas en zonas superficiales muy concretas como el abdomen, la cintura o la parte anterior del cuello. Algunos atletas también usan los quemagrasas tópicos para acelerar el proceso de modelado exterior de la musculatura.

¿Qué tipo de quemagrasas es el más adecuado para mí?

Depende básicamente de tu edad y de tu estado de salud. Como norma general desde Amix Nutrición te recomendamos seguir las siguientes pautas:
  • Si tienes menos de 40 años, no sufres patologías nerviosas, estrés, ansiedad ni tienes diagnosticado ningún problema de salud, lo mejor es optar por quemagrasas termogénicos de administración oral. Son los más eficaces y no tienen por qué ocasionarte ningún efecto indeseado.
  • En caso de enfermedad psiquiátrica, nerviosa, problemas de ansiedad y estrés o trastornos cardíacos, están vetados los quemagrasas termogénicos orales y deben utilizarse, obligatoriamente, los que no contienen ninguna sustancia estimulante del Sistema Nervioso Central.
  • A partir de los 40 o 45 años, aumenta el riesgo de sufrir pequeños achaques y trastornos leves de la salud, por lo que es aconsejable consultar nuestro caso particular con un especialista en Nutrición y Suplementación Deportiva.
Si existen problemas previos de salud ya diagnosticados, por pequeños que sean, tras consultar con el experto en suplementación solicitaremos al médico que valide la composición de los suplementos propuestos. De esta forma se evitan las posibles contraindicaciones, los efectos cruzados con la medicación que ya tomamos, y la posibilidad de consecuencias adversas para el curso de nuestro trastorno de salud. Dado que el abanico de ingredientes, mezclas y presentaciones es muy amplio, raro será que no encuentres algún quemagrasas Amix que se adapte a tu propósito, a tu edad y a tu estado de salud.

Sustancias prohibidas

Si eres un usuario entendido en suplementación deportiva, estamos seguros de que ya te habrás percatado de que nos hemos saltado un tema importante: no nos hemos referido a algunas sustancias que también actúan como reductores de grasa como el clenbuterol, la hormona T3 o la efedrina, que tienen potentes efectos secundarios y adversos para la salud. La omisión es deliberada, ya que el uso habitual de suplementos hormonales o medicamentosos sin control puede acarrear efectos metabólicos y endocrinos indeseados, así como perjudicar seriamente la salud de sus consumidores. Adicionalmente, son sustancias prohibidas en la reglamentación internacional deportiva y tampoco está permitida su comercialización como suplementos alimenticios, sino que todos ellos son considerados medicamentos y como tales están sujetos a restricciones de comercialización y dispensación. En cualquier caso, eso no implica que no puedan utilizarse en casos determinados, pero esto debería hacerse siempre bajo un estricto control médico.

¿Cuáles son las propiedades y los beneficios de los quemadores de grasa?

Como ya hemos explicado al detalle, las propiedades fundamentales de los quemagrasas orales son la termogenia, la estimulación de la lipólisis y la excitación del Sistema Nervioso Central. Veamos cómo estas propiedades orgánicas se traducen en beneficios prácticos para sus consumidores, sean o no deportistas:
  • Mejoran la resistencia a entrenamientos prolongados
  • Facilitan la práctica de ejercicios de esfuerzo puntual muy intenso
  • Estimulan el desarrollo muscular
  • Aumentan la concentración del deportista
  • Disminuyen la sensación de fatiga y aumentan la sensación de bienestar durante el ejercicio
  • Promueven la reducción de la grasa corporal
  • Aceleran los procesos de pérdida de peso
A pesar de todos estos beneficios, y como ocurre con cualquier suplemento, los quemagrasas no están exentos de algunos efectos secundarios. La mayoría de ellos son de importancia menor y no suelen presentarse si el consumo es moderado y responsable.

¿Cuándo y cuántos quemagrasas puedo tomar?

Esta es una cuestión muy controvertida y difícil de responder. A poco que busques por internet, encontrarás opiniones muy diversas y algunas de ellas totalmente encontradas. La cuestión de la dosificación depende de muchos factores: no es lo mismo pretender desarrollar músculo que bajar de peso, ni es igual el caso de un hombre de 30 años sano que el de una mujer de 50 que sufre problemas nerviosos. De la misma forma, nada tienen que ver las necesidades energéticas horarias de un ciclista profesional con las de un culturista, por ejemplo. Así que el mejor consejo que podemos darte para que no cometas errores de dosificación o de frecuencia de uso, es que no tengas en cuenta lo que se comenta por los foros de internet, ya que todas esas opiniones están basadas en casos concretos y muy particulares. Si tienes dudas acerca de estos aspectos, solo tienes dos alternativas válidas y seguras para tu salud y para tus objetivos concretos:
  • Sigue al pie de la letra las indicaciones de las cajas, prospectos o envases.
  • Consulta con un experto en Nutrición y Suplementación Deportiva.

¿Cómo puedo tomar los energéticos?

Si tu finalidad no es solo bajar de peso o reducir la grasa, sino que pretendes desarrollar tu musculatura o aumentar el rendimiento deportivo, claramente has de combinar el uso de los quemagrasas con suplementos energéticos. En este sentido, dispones de dos opciones:
  • Utilizar suplementos quemagrasas y suplementos energéticos por separado.
  • Usar preparados de laboratorio que combinan energéticos con quemagrasas.

Quemagrasas y energéticos independientes

Si optas por esta opción, te recomendamos que no hagas las combinaciones por tu cuenta y riesgo, ya que es muy posible que elijas mezclas de energéticos y quemagrasas cuya eficacia no sea la óptima, e incluso podrías poner en riesgo tu salud. En este caso, la acción más inteligente es que te pongas en manos de un experto en este tema, quien analizará tus necesidades teniendo en cuenta tu edad, el deporte que practicas, los objetivos que persigues y tu historial médico, si lo hubiera. Tras analizar todos esos datos, el especialista estará en condiciones de prescribir los quemagrasas y suplementos energéticos más adecuados para tu caso concreto.

 "Combis" de energéticos y quemagrasas

Esta segunda alternativa es, bajo nuestro punto de vista, la más válida para la mayoría de los deportistas, por una sencilla razón: Los "combis" comerciales están cuidadosamente dosificados y balanceados, por lo que el equilibrio entre quemagrasas y energéticos está garantizado, lo que asegura un rendimiento óptimo de la mezcla y una mayor facilidad de administración. Así que, salvo en casos muy particulares, lo más recomendable es utilizar las mezclas comerciales de energéticos y quemagrasas que están disponibles en el mercado. En resumen: como en cualquier otro aspecto relativo a la nutrición, no es nunca conveniente dejarse llevar por la improvisación ni por los excesos. Recuerda que, como dice un viejo refrán español, en la moderación está la virtud.

Preguntas frecuentes

¿Qué quemador de grasa es mejor?

La cafeína es el más avalado a nivel científico y con mayores beneficios a la hora de potenciar la pérdida de grasa y de retrasar la percepción de fatiga. En cuanto a productos, te dejamos varios que podrás comprar en Amix Store:

¿Cuándo es mejor tomar los quemadores de grasa?

La toma debe ser, preferiblemente, antes del entrenamiento. Si contienen estimulantes, es recomendable tomarlos por las mañanas, ya que sus efectos pueden prolongarse hasta 6-8 horas después de su ingesta. Lo ideal, dependiendo del que elijas, es seguir siempre las recomendaciones del fabricante.

¿Cuántas veces al día puedo tomar suplementos quemadores de grasa?

Dependiendo del que elijas, sobre todo si son estimulantes, siempre deberás seguir las indicaciones del fabricante.

¿Cuánto tiempo tiene que pasar para comer después de tomar un quemador de grasa?

 Dependiendo del que estés usando. Deberás seguir las indicaciones del fabricante.

¿Cuánto tiempo puedo tomar energéticos?

Lo ideal es tomarlos en fase de definición o mejora de la composición corporal y descansar de ellos al alcanzar el objetivo. Los que contiene estimulantes, además, te ayudarán también como pre entreno.