fbpx

Por favor, añade tu primer artículo a la lista de deseos

Hábitos que te envejecen

Aunque queramos llevar a cabo un estilo de vida saludable, las exigencias del día a día pueden hacer tambalear algunos aspectos básicos. Cumplir con las expectativas diarias a veces no es tan sencillo como pensamos y afrontarlas es tarea difícil. Nos encanta cuidarnos por dentro y por fuera y, en cambio, acabamos echándonos piedras contra nuestro propio tejado. Si quieres descubrir algunos hábitos que te envejecen, ¡sigue leyendo!

Por muy concienciados que estemos, ser perfectos no entra en nuestros planes. Aunque intentemos cumplir con ciertos hábitos saludables, hay muchos otros que se nos escapan de las manos. El primer paso para mejorar poco a poco, es darnos cuenta de aquello que podría estar perjudicándonos. Hoy te hablamos de algunos hábitos que te envejecen y que podrían estar formando parte de tu rutina. Analiza si estás cayendo en ellos y coge las riendas de tu vida para seguir evolucionando y aumentando tu bienestar físico y mental. Recuerda que, cuando hablamos de envejecer, nos estamos refiriendo a un concepto amplio y general, ya que ciertos hábitos se manifiestan en nuestra apariencia teniendo origen en el interior.

Hábitos que te envejecen

Vivir con estrés

El estrés elevado es uno de los grandes enemigos de la salud y del estado de nuestra piel o cabello, entre otros. Vivir estresados nos resta energía para rendir con éxito y nos mantiene en un estado de constante preocupación. ¡Es agotador! Esto tiene muchas consecuencias negativas sobre la salud y perjudica un día a día calmado y equilibrado. Localiza aquello que te mantiene estresado/a y atácalo de raíz. Si lo necesitas, opta por practicar actividades cuerpo mente, medita o recibe masajes de forma periódica. Invertir en reducir tu estrés traerá beneficios duraderos y muy importantes.

Falta de descanso

Entendemos que las obligaciones del día a día son muchas y alcanzar el éxito en todas resulta complicado. Muchas veces nos dicen que hay que trabajar y trabajar por cumplir nuestras metas, pero se olvidan de la necesidad de descanso. Cuando descansamos, estamos preparados para enfrentar una nueva jornada y aumentar nuestra productividad. La falta de sueño perjudica la salud integral y se manifiesta de forma evidente en nuestro aspecto físico. El descanso de calidad es un auténtico tratamiento de belleza, además de una necesidad fundamental para estar sanos.

Alimentación mediocre

La calidad de nuestra despensa determina la calidad de nuestra salud. Y es que realizar una compra saludable y preparar una dieta equilibrada y completa, es garantía de bienestar. Pero no solo eso, consumir frutas y verduras y asegurarnos unos valores nutricionales suficientes, favorece el estado de nuestra piel, uñas y cabello. Lograr un vientre plano, reducir la celulitis o potenciar el crecimiento del cabello, son aspectos que suelen preocupar a todo el mundo y la respuesta más importante, siempre reside en la alimentación.

Un estilo de vida sedentario

El cuerpo necesita movimiento y eres el máximo responsable de aportárselo. Evita totalmente una vida sedentaria que no hace más que perjudicar tu salud y reducir tu bienestar físico y mental. Cuando permanecemos activos nos sentimos más motivados y con ganas de enfrentar los retos del día a día. Hay circunstancias que nos impiden mantenernos en movimiento de forma frecuente, sin embargo, ¡siempre podemos compensar! Si trabajas sentado o no tienes más remedio que pasar horas en la misma posición, levántate cada hora y muévete, estira, moviliza las articulaciones. ¡Todo serán beneficios!

Otros hábitos que te envejecen

No utilizar protección solar

Este tip es básico durante todo el año y cobra especial relevancia en los meses más calurosos. Ya estamos oficialmente en verano y la exposición a los rayos solares aumenta. No olvides aplicar frecuentemente protector solar en cuerpo y rostro y protegerte ante los posibles daños ocasionados por una exposición excesiva. Asimismo, evita las horas de calor más intenso (entre las doce y las cinco), utiliza gorra o sombrero y gafas de sol. ¡Toda protección es poca para cuidar nuestro cuerpo por dentro y por fuera!

El tabaco o el alcohol, dos hábitos que te envejecen

Ambos forman parte, sin lugar a dudas, de los hábitos que te envejecen por excelencia. Por el bien de tu salud integral, y de otros aspectos más superficiales, deja por completo el tabaco. Este es muy perjudicial para ti y puede acarrear consecuencias muy negativas y graves. Si de verdad quieres apostar por un estilo de vida saludable, acata tu responsabilidad y di adiós al tabaco de forma definitiva. ¿Qué sentido tiene continuar con este mal hábito? En cuanto a las bebidas alcohólicas, siempre encontrarás alternativas naturales mucho más beneficiosas para tu salud y tu apariencia. Si quieres obtener los resultados deseados, ¡toma decisiones en consecuencia!

Abusar de ciertos productos cosméticos

Cada uno es libre de maquillarse con la frecuencia que cree oportuna o de aplicarse los productos y tratamientos que desea. Sin embargo, te aconsejamos que seas más selecto/a a la hora de decantarte por unos u otros. Hoy en día existen multitud de marcas que trabajan incorporando una mayor cantidad de componentes naturales que cuidan tu piel y la tratan con mimo. Aprende a revisar los ingredientes y a decantarte por los productos que te cuiden desde el interior y reflejen el buen estado de salud en el exterior.

No beber suficiente agua

No hay excusa para no mantener una buena hidratación, especialmente con la llegada del verano. Bebe suficiente agua y, si de verdad te cuesta hacerlo, opta por algunas estrategias como saborizarla con tus frutas favoritas. Decántate por el agua con limón, los zumos y batidos naturales, caldos vegetales o infusiones frías. Tu salud lo agradecerá y tu aspecto físico brillará en consecuencia. ¿Cuál es tu excusa?