fbpx

Por favor, añade tu primer artículo a la lista de deseos

Tips para lograr un vientre plano

Conseguir un vientre plano es el anhelo de aquellas personas cuyo abdomen es el centro de atención de todo su trabajo. Estas hacen abdominales sin parar, de todas las formas y variedades, sin éxito. Esto puede derivar en una importante frustración ante la falta de resultados. Si te sientes identificado/a debes saber que puedes mejorar mucho tu condición física y tu aspecto tomando las decisiones adecuadas. ¿Quieres lograr un vientre plano? ¡Te contamos cómo!

El principal error en esta situación, es centrar todo el foco de trabajo en una zona exclusiva del cuerpo. Todos tenemos debilidades y fortalezas, sin embargo, trabajar de forma general nos ayudará a desarrollarlas de manera completa y duradera en el tiempo. Si estás deseando perder la grasa abdominal de forma aislada, tenemos una mala noticia: no se puede. Para perder esos michelines, deberás ponerte en marcha haciendo mucho más que abdominales. Además, deberás tener en cuenta otros aspectos más allá del entrenamiento, puesto que la hinchazón de vientre puede estar ocasionada por procesos digestivos. En este sentido, podríamos estar confundiendo una inflamación con el exceso de grasa abdominal.

La solución a todo esto es más sencilla de lo que crees. Si quieres lograr un vientre plano, empieza a prestar atención a mejorar de forma general tu estilo de vida. Solo de esta manera, cuidándote por dentro y permitiendo que se manifieste en el exterior, lograrás el éxito real. Y es que, además de conseguir el abdomen que deseas, estarás cuidando tu salud y aumentando tu bienestar. ¿Vamos a ello?

vientre plano haciendo abdominales

Tips para lograr un vientre plano

No a los refrescos azucarados

Con la llegada del calor, seguro que te sientes tentado/a por refrescos enlatados cargados de azúcares. Aprender a tomar decisiones saludables e inteligentes te acercará cada vez más a tu objetivo. Sustituye este tipo de bebidas por agua, que siempre es la mejor opción. Si te cuesta beber suficiente, añade un toque cítrico del limón o saborízala con hielo y tus frutas favoritas. Los zumos naturales o batidos también son una excelente e hidratante alternativa. Si crees que ciertas frutas o verduras te causan problemas digestivos, empieza a dosificarlas y conoce tu cuerpo para aportarle lo que necesita en cada momento.

Intenta reducir el estrés

El exceso de estrés tiene consecuencias muy negativas en nuestra salud. Si creías que este hecho no estaba relacionado con el logro de un vientre plano, te equivocabas. El estrés no solo se manifiesta de forma muy negativa en nuestro cuerpo y mente, sino que entorpece el proceso digestivo. De esta manera, puede dar lugar a molestias como un exceso de gas, flatulencias o inflamación de vientre. Localiza aquello que te mantiene estresado/a y nervioso/a y trabájalo para conseguir la calma. Este será un gran paso para conseguir, lejos de lo que puedas pensar, tus éxitos (también a  nivel físico).

Mindfoodness

Si nunca has escuchado este término, ¡hoy te lo presentamos! Se trata de un juego de palabras formado por “Mindfullness”, que defiende la necesidad de la atención plena, y “food” que significa comida en inglés. El Mindfoodness nos enseña la importancia de prestar atención a todo lo que engloba el momento de la ingesta de alimentos y convertirlo en un verdadero ritual. De esta manera, desarrollando la habilidad de prestar atención a cada bocado, podemos obtener grandes beneficios. Si quieres ponerlo en práctica, busca un lugar cómodo, lejos de cualquier distracción, y prepara tu plato. Este, por cierto, debe estar bien presentado y con la cantidad adecuada de alimento. Una vez estés preparado/a, lleva la comida a la boca y céntrate en ese momento. Observa cómo masticas lentamente cada bocado y focaliza la atención en todo el proceso por el cual te alimentas y sacias. Esto no solo te permitirá disfrutar de unas mejores digestiones, sino que te ayudará a ser consciente de tu cuerpo y saber cuándo está realmente saciado/a. Muchas veces solemos comer por encima de nuestras necesidades, por gula, ansiedad, costumbre o inercia. ¿Resultado? Vientre inflamado o exceso de grasa.

Otros tips para un vientre plano

Tras hablarte de estos tres tips menos usuales, pero muy importantes, vamos con más consejos que te ayudarán, sin duda:

Estar en movimiento es fundamental. Por ello, actívate y di NO a un estilo de vida sedentario. Ve caminando a los sitios y asegúrate de hacer un mínimo de pasos diarios. Más allá de esto, practica una actividad deportiva moderada, como mínimo, tres veces a la semana. Incluir ejercicios de cardio y quemar calorías es imprescindible para perder grasa y, en conclusión, eliminar aquella más localizada.

Aliméntate bien y deja los productos ultra procesados perjudiciales para tu salud. No se trata únicamente de incluir alimentos saludables, sino de eliminar aquellos que no lo son. Una vez consigas equilibrar tu alimentación, todo será más fácil. Comer bien repercute en el aspecto físico pero también en el mental. Una alimentación de calidad mejora el estado de ánimo y, en consecuencia, aumenta la motivación. ¿Objetivo? ¡VIENTRE PLANO!

¡Ahora sí!

EJERCICIO Y ACTIVIDAD + ALIMENTACIÓN CONSCIENTE + CERO ESTRÉS = VIENTRE PLANO

Ya tienes la fórmula secreta que, junto a tus ejercicios específicos de abdominales y sus tiempos de descanso, te llevarán a conseguir el vientre plano que deseas. ¡A por ello!