fbpx

Por favor, añade tu primer artículo a la lista de deseos

5 Beneficios psicológicos del running

Salir a correr es una actividad saludable que reporta grandes beneficios a nivel físico, mental y emocional. Y es que no hay nada comparable a la sensación de bienestar que se experimenta tras la carrera. Si lo practicas, o estás pensando en iniciarte, debes saber que con esta actividad no solo estás fortaleciendo tu cuerpo, también tu mente. Hoy te contamos 5 beneficios psicológicos del running que podrás comprobar por ti mismo.

Si creías que el running era una actividad orientada únicamente al trabajo del cuerpo, hoy vamos a desmontarte esa teoría. Y es que la mente y el plano emocional están íntimamente conectados con la actividad física que realizamos a lo largo del día. De esta forma, son muchos los beneficios psicológicos del running y no tendrás más que probar para nutrirte de todos ellos.

running

5 Beneficios psicológicos del running

Mejora la relación con uno mismo

Para lograr que la actividad sea efectiva, debemos conectarnos con nosotros mismos y ser conscientes de nuestras capacidades y nuestras limitaciones. De este modo, se reactiva un vínculo que nos obliga a permanecer atentos y conscientes de nuestro cuerpo y nuestras necesidades. Evidenciar el estado físico de partida y comprobar la evolución, hace que valoremos lo que somos capaces de hacer. Asimismo, viendo nuestra capacidad de superar retos, aumentamos la autoestima y la confianza en nosotros mismos.

Sensación de capacidad

Muchas veces nos encontramos inmersos en pensamientos negativos y dudas que nos limitan. Salir a correr significa pasar a la acción. Ser capaces de enfrentar nuevos retos y superar barreras nos hace fuertes. Independientemente de si eres una persona experimentada en la materia o principiante, con el running siempre tienes la posibilidad de crecer y plantearte nuevos objetivos. Este hecho aumenta la motivación y mantiene en un estado de constante superación.

Running y pensamientos positivos

El running despeja la mente y tiene la capacidad de transformar los pensamientos negativos en positivos. No busques encontrar esta sensación el primer día porque, si lo haces, es probable que te frustres al no encontrar grandes cambios en el inicio. Sin embargo, conforme vas adquiriendo el hábito y adaptándote a él, experimentas una mayor positividad, creatividad y optimismo. Hay personas para las que correr significa liberación y una especie de necesidad que transforma la jornada.

Favorece el descanso

Correr dota de una posterior sensación placentera característica de la mayoría de actividades deportivas. La sensación de calma y relajación contribuye a un posterior descanso de calidad, combatiendo el insomnio y ayudando a resetear cuerpo y mente de una forma efectiva. Cansarte y liberar el exceso de energía, contribuye a disfrutar de un sueño reparador.

Contacto con la naturaleza

Si tienes la oportunidad de practicar running en un entorno natural, los beneficios psicológicos se refuerzan. Y es que la naturaleza es alimento para nuestros sentidos y entrar en contacto con ella aporta sentido, confianza y conexión con nosotros mismos y con lo que nos rodea. Si no te sientes capacitado/a para enfrentar el hábito de correr, puedes optar por caminar a buen ritmo. Esta actividad es tan positiva como el running y resulta más beneficiosa, en casos concretos, por ser una actividad sin riesgo de impacto. Adapta tu rutina a tus circunstancias y experimenta una revolución interna excepcional.