fbpx

Por favor, añade tu primer artículo a la lista de deseos

Consejos para iniciarse en el yoga

Es sabido popularmente que el yoga tiene grandes beneficios para la salud en sus distintos planos. Quizá le hayas dado vueltas a la posibilidad de probar, pero no te hayas atrevido hasta el momento. Debes saber que puedes construir una rutina desde casa, ir a tu ritmo y observar las sensaciones. Descubre los siguientes tips para iniciarse en el yoga y no dejes pasar más tiempo.

Cualquier momento es bueno para comenzar ciertos hábitos que nos permitan desarrollarnos y aprender de una forma saludable. Actualmente atravesamos un momento de incertidumbre ante el devenir de los acontecimientos, en referencia al Covid-19, y nuestra salud emocional puede verse tambalear en muchas ocasiones. Por ello, más allá de que cualquier momento sea bueno para empezar, quizá este sea todavía mejor. Encontrar la paz interior, transformar los pensamientos negativos y relajarnos puede convertirse en una auténtica medicina que nos aporte bienestar y refuerce nuestro organismo para enfrentar cualquier contratiempo.

¿Cómo iniciarse en el yoga?

Lugar adecuado para la práctica

Tanto si vas a practicar en casa o como si prefieres acudir a algún centro especializado, el lugar cuenta. En casa busca una ubicación cómoda, sin distracciones y donde nadie vaya a interrumpirte. Intenta que sea un lugar sin sobrecarga de cosas para que nada perturbe tu concentración. Ambiéntalo específicamente para tus sesiones, si es necesario, con algún aroma especial o utilizando música relajante. Utiliza una esterilla para que puedas realizar las posturas sin molestias y ve experimentando hasta que te sientas totalmente a gusto. Recuerda que debes optar por ropa cómoda que te permita moverte sin limitaciones. Si vas a acudir a un centro de yoga, busca recomendaciones para ir sobre seguro y, una vez allí, olvídate de la persona de al lado. No te compartes ni te desanimes bajo ningún concepto.

Aprendizaje antes de iniciarse en el yoga

Si decides hacer lo por tu cuenta en casa, es importante que entiendas en qué consiste una sesión de yoga, cómo se desarrolla y cuál es su fin. Por ello, te recomendamos que indagues hasta recopilar toda la información que necesitas, en lugar de empezar a lo loco sin saber cómo y por qué. Busca un medio o canal que te sirva de orientación y sigue las clases virtuales para que estas sirvan de guía. Con el paso del tiempo adquirirás conocimientos y cierta autonomía y podrás construir tus propias prácticas.

Fluir y progresar para observar mejoras

Una vez empieces a practicar, olvídate de los pensamientos limitantes y las creencias de que no puedes hacerlo, que no vales para eso o que nunca aprenderás. La constancia es imprescindible para mejorar y lo harás antes de lo que creer. Déjate ser, fluye y regálate los maravillosos beneficios que esta actividad puede aportarte. Iniciarse en el yoga es sencillo, pero únicamente si te permites aprender y dejas de anhelar la perfección.

La respiración es una herramienta básica

La respiración será tu herramienta más valiosa en las sesiones de yoga. Poco a poco aprenderás a respirar correctamente, si de verdad te interesa hacerlo y te informas en canales especializados. Llevar el movimiento en sintonía con la respiración te hará encontrar la calma que buscas y te aportará bienestar. El yoga puede suponer un cambio en tu vida y, si no nos crees, ¡inténtalo y nos cuentas!

Meditación final, bienestar asegurado

No olvides finalizar la sesión con una meditación o una relajación. Esta puede ser guiada o con música ambiente. Intenta observar mentalmente tu cuerpo con detenimiento desde los pies a la cabeza. Reconoce el esfuerzo que has hecho en la sesión y el trabajo realizado. Permítete unos minutos de respiración plena y, cuando te sientas preparado/a, disfruta de tus sensaciones.