fbpx

Por favor, añade tu primer artículo a la lista de deseos

Yoga durante la menstruación, ¿es buena idea?

Muchas mujeres sufren molestias, de menor o mayor intensidad, durante el periodo. Ante la situación, existe un gran desconocimiento sobre si resulta oportuno practicar actividad física o no a lo largo de los días de regla. Aunque cada mujer es un mundo y la mejor idea es escucharse a una misma, existen algunas acciones que pueden servir de mucha ayuda de forma general. Yoga durante la menstruación, ¿es buena idea?

Yoga durante la menstruación, ¿sí o no?

El yoga presenta grandes beneficios para la salud que se traducen en un mayor bienestar físico y mental. Y es que el ritmo de vida actual, en ocasiones, demanda tiempo de descanso activo en el que atender las propias necesidades y conectar con uno mismo. La pregunta es, ¿es recomendable continuar con la práctica de yoga durante la menstruación?

Son muchos los síntomas que pueden experimentarse en los días de regla. Estos, así como su intensidad, varían en cada mujer. Algunos de los más frecuentes son los dolores y calambres abdominales, migrañas, estreñimiento, náuseas, hinchazón, cansancio, malestar general, mal humor… Hay mujeres para las que el periodo resulta un motivo de verdadera incapacidad, debido a la fuerza e intensidad de las molestias.

En este contexto, debemos entender que la calidad de la alimentación habitual, así como la actividad física frecuente, huyendo del sedentarismo, repercute muy positivamente. Dado este hecho, y teniendo siempre presente que cada mujer tiene sus propias necesidades, podemos concluir con certeza que no solo es posible el yoga durante la menstruación, sino que es muy recomendable para aliviar ciertos síntomas. Tanto es así, que son multitud las mujeres que han encontrado en la práctica un método natural con resultados medicinales.

yoga durante la menstruación

Ventajas de practicar yoga durante la menstruación

Si eres de esas personas que acostumbra a tomar medicamentos para reducir el dolor de la regla, tal vez deberías replanteártelo. Si bien es cierto que es una opción a considerar, especialmente cuando se sufre dolor intenso, no soluciona el problema de raíz. Por ello, complementarlo con la práctica de yoga hasta hacer que este tome el control total de la situación, puede ser una alternativa genial. ¿Por qué? Porque el yoga, además de reducir las molestias, te permitirá tomar una mayor conciencia sobre tu propio cuerpo y entender así el proceso que experimenta. Normalizar la regla, amar cada milímetro de nuestro ser y respetar los tiempos de nuestro cuerpo y mente, es prioritario y la práctica ayuda a reconciliar cada una de esas porciones.

De este modo, acompañar la práctica con una alimentación rica a nivel nutricional y consciente, una vida activa y un descanso de calidad, formarán un combo perfecto para combatir no solo las molestias de la regla, sino muchas otras que puedas estar padeciendo.

¿Qué postura puedo hacer para reducir las molestias?

Lo ideal es practicar yoga regularmente y no de forma aislada en los días de regla. Por ello, empieza a incluir esta rutina de manera habitual. Durante el periodo, es mejor bajar la intensidad y la energía de la práctica, no por ello dejándola de lado. Las posturas que pueden ayudarte a minimizar los dolores, son aquellas que no compriman el abdomen ni requieran un gran esfuerzo. Estas deberán, además, tener un componente relajante que favorezca la relajación y la calma. La postura de la cobra, la del camello o la del pez, pueden ser muy adecuadas.