fbpx

Por favor, añade tu primer artículo a la lista de deseos

5 Tips para volver a la rutina tras las vacaciones

Damos la bienvenida a septiembre, mes de retomar la rutina y ponerse manos a la obra a por los nuevos objetivos. Verano es momento de desconexión, de cambios en nuestros hábitos y de disfrute sin medida. Adquirimos la energía de la exposición solar, aprovechamos los días más largos y dedicamos tiempo al ocio. Ahora toca volver a la realidad, una que no tiene por qué ser, bajo ningún concepto, monótona y aburrida. Tú decides cómo vivir y siempre que sea bajo un estilo de vida saludable podrás hacerlo con una mayor calidad. Hoy te damos 5 tips para volver a la rutina con éxito y sin dramas. ¡A por ello!

Si algo no ha enseñado esta “nueva normalidad” es que somos capaces de adaptarnos a las circunstancias y no por ello dejar de sacar partido a cada día sin excusas. Desde entrenar en casa a crear nuevas recetas saludables, pasando por el disfrute de cada momento por insignificante que pueda parecer. Con estas nuevas lecciones aprendidas, toca volver a la rutina tan característica del mes de septiembre. Marcamos nuevos retos, trazamos maneras de cumplirlos y, una vez conseguido, solo falta lo más importante: ser conscientes y disciplinados, sin excusas, para lograr convertirnos en la mejor versión. Recuerda, el mejor momento para dar el primer paso es AHORA. No dudes, no temas, no dejes que el miedo te paralice. Los comienzos a veces cuestan, pero abren ante ti un enorme abanico de nuevas experiencias y sensaciones. Si tienes un sueño, un objetivo por cumplir o un proyecto que emprender, no lo dudes, ¡es momento de actuar!

volver a la rutina

5 Tips para volver a la rutina tras las vacaciones

Planifica tus días

La planificación es la base del éxito. La falta de organización nos hace creer que no tenemos tiempo para cumplir con todas nuestras tareas al cabo del día. ¡Excusa perfecta para no hacer lo que debemos hacer! Sin embargo, un horario puede suponer un antes y un después. Ahora, justo al comenzar una nueva rutina, es el momento perfecto para hacerlo con una base sólida. Observarás que tienes tiempo para todo. Planifica tu horario e intenta que sea lo más completo posible (trabajo, estudios, entrenamiento, comidas, ocio, descanso…). En cuando más completo, menos posibilidad de imprevistos.

Objetivos a corto plazo

Está muy bien soñar con grandes metas. Sin embargo, marcarte objetivos más pequeños y a corto plazo puede ser una excelente idea para que la motivación no decaiga. Cuando la meta está demasiado lejos, corremos el riesgo de cansarnos o desmotivarnos por el camino. Trázate esa finalidad ambiciosa, pero no olvides destacar también las pequeñas paradas que te llevarán hasta ella. Paso a paso, con retos más sutiles, lograrás ser todo lo grande que deseas, en cualquier aspecto de la vida.

Dieta, tu gasolina para volver a la rutina

Deja de ver tu dieta como una obligación plagada de restricciones. Salvo que tu objetivo sea excepcional y requiera unas pautas muy concretas y restrictivas, una dieta no debe hacerte pasar hambre ni despertar ansiedad. Construye una relación sana con la comida, que te aporte todo lo que necesitas para rendir y te mantenga con energía para darlo todo día tras día. Pero, además, que te resulta atractiva y que te ofrezca una gran multitud de opciones variadas y divertidas para dotar de color a tu rutina.

Entrenamiento adaptado

Podrías estar machacándote en tu entrenamiento y dándolo todo de ti y, sin embargo, no lograr tus objetivos concretos. Para ello, es importante que en tu vuelta a la rutina construyas un plan a tu medida en función de tus necesidades y objetivos. Si no tienes los conocimientos básicos para conseguirlo, una buena idea es contar por un tiempo con un entrenador personal que te sirva de guía. Este te enseñará los conceptos básicos para que puedas ser cada vez más independiente. Con unos pequeños cambios en tu entrenamiento puedes observar unos resultados increíbles. No te desanimes y lleva a cabo los cambios que te acerquen a tu mejor versión.

Descanso y paz mental

En tu vuelta a la rutina es muy importante que des al descanso la prioridad que merece. El estrés y la sobrecarga de obligaciones imposibilitan, en muchas ocasiones, el logro de nuestros objetivos. Sentirnos sobrepasados y saturados no hará más que construir barreras entre nosotros y nuestros sueños. El que trabaja mucho obtiene resultados, sí. Pero el que sabe equilibrar la actividad con el descanso no solo conseguirá lo que desea, sino que disfrutará del proceso. Que volver a la rutina suponga una nueva oportunidad para ti y un camino apasionante lleno de subidas y bajadas, tan necesarias para el aprendizaje. Recuerda, sobre todo, hacer de una buena actitud tu herramienta estrella.