fbpx

Por favor, añade tu primer artículo a la lista de deseos

¿Qué es una rutina Full Body?

En cuestión de entrenamiento existen muchas maneras de trabajar el cuerpo. Cada una de ellas debe adaptarse a las circunstancias y objetivos individuales. Mientras que algunas personas prefieren realizar rutinas divididas por grupos musculares, otras sienten predilección por aquellas que implican el cuerpo completo, conocidas como Full Body. Lo importante, es siempre encontrar el equilibrio y lograr un entrenamiento que nos permita desarrollarnos de una manera completa y armoniosa. ¿Has llevado a cabo alguna vez una rutina Full Body?

Todo sobre la rutina Full Body

La rutina Full Body tiene como objetivo el trabajo de todos los músculos en una única sesión. Una de las grandes ventajas que presenta, es que puede practicarse para diferentes objetivos. De esta forma tanto si lo que se busca es ganar masa muscular, como potenciar la fuerza o, incluso, perder grasa, la rutina Full Body puede reportar grandes resultados. Además, pueden practicarla tanto principiantes como experimentados, ya que permite una total adaptabilidad a las condiciones individuales. Por lo general, se basan en ejercicios multiarticulares con la posibilidad de una mayor o menor intensidad para unos resultados muy efectivos y notorios.

Sobre la frecuencia, sería apropiado realizar una rutina Full Body tres veces por semana o incluso más, si se busca un trabajo más intenso y progresivo. Esto permite que los resultados sean muy evidentes en un periodo medio de tiempo. La evolución, especialmente en principiantes, es muy favorable por lo que si tienes una pequeña espina, ¡no dudes en probar! Además, puedes practicarlo en casa, utilizando material deportivo o elementos cotidianos que aporten intensidad a tus ejercicios.

Grandes beneficios

Debes saber que la rutina Full Body no tiene por qué llevarse a cabo de forma aislada ni exclusiva, ya que sirve de complemento perfecto para cualquier otra actividad. Potencia la ganancia de fuerza, el crecimiento muscular y la quema de grasa, por lo que su práctica siempre será adecuada con independencia del objetivo. Resulta excelente para liberar estrés y tensiones acumuladas y reporta grandes sensaciones posteriores de bienestar. Asimismo, mejora la estabilidad, la coordinación y la resistencia, entre otras capacidades. El trabajo equilibrado de la musculatura es uno de sus grandes fuertes y permite el desarrollo de las diferentes habilidades deportivas. Sin duda alguna se trata de una rutina que engancha y que permite observar con éxito el desarrollo obtenido con el paso del tiempo.