fbpx

Por favor, añade tu primer artículo a la lista de deseos

Rueda abdominal, trabajo profundo de “core”

Para conseguir el abdomen soñado, hará falta poner en marcha una serie de técnicas que se centren en un trabajo profundo de la zona. Recuerda que unos hábitos saludables, principalmente una dieta equilibrada y adaptada a tus necesidades, serán los aliados perfectos para conseguir el cuerpo que deseas, así como para preservar una óptima salud general. Hoy te hablamos de un elemento deportivo que, a pesar de la sencillez de su estructura, presenta grandes beneficios y promete resultados espectaculares. Descubre todo sobre la rueda abdominal. ¿La has probado?

Rueda abdominal o ab Wheel

La rueda abdominal es un accesorio deportivo que se ha extendido popularmente hasta convertirse en todo un básico. Y es que a pesar de su simpleza visual, puede poner tus habilidades a prueba con los ejercicios más exigentes. Principalmente la rueda abdominal está diseñada para el trabajo profundo del “core”, núcleo de nuestro cuerpo que actúa como centro de estabilidad y enlaza nuestro tren inferior y tren superior. No obstante, además de la activación de la musculatura abdominal, esta implica otros grupos musculares como glúteos, pectorales, dorsales o tríceps, entre muchos otros.

La ab Wheel o rueda abdominal, es un accesorio conformado por una rueda y una barra que la atraviesa, dejando a ambos extremos dos agarres que posibilitan su uso. Utilizarla como complemento en tu rutina deportiva te ayudará a conseguir tu abdomen soñado y, además, te permitirá trabajar el cuerpo de forma general gracias a su gran versatilidad. Es probable que si nunca antes la has utilizado, te resulte más complicado de lo que a priori puede parecer. No obstante, como en todo, debes darte tiempo para preparar tu cuerpo a la práctica y conseguir unos objetivos cada vez más ambiciosos y exigentes.

Beneficios de incluirla en la rutina

El fortalecimiento del “core” derivado del entrenamiento con rueda abdominal, trabaja la estabilidad y el equilibrio. Esto se traduce en una mejora de la postura corporal y, en consecuencia, una reducción del riesgo de sufrir ciertas lesiones y dolencias. Un “core” fuerte representa a un cuerpo preparado, en forma y capaz.

Al trabajar la musculatura de una forma tan completa, más allá de la implicación principal del “core”, mejora nuestro rendimiento físico. Con la rueda abdominal es posible un desarrollo equilibrado y armonioso de la musculatura, que se traduce en una mayor funcionalidad y agilidad.

Utilizar la rueda abdominal con potencia y de manera enérgica y consciente, puede reportar unos beneficios más profundos y evidentes que otras rutinas de oblicuos y abdominales tradicionales. ¿Conclusión? ¡Abdomen definido cada vez más cerca!

Trabajar con rueda abdominal, permite evidenciar el desarrollo y la superación personal. Y es que si lo utilizas por primera vez, es probable que te sientas incapaz de ejecutar los ejercicios más exigentes. Sin embargo, con constancia y disciplina, lograrás ver tus capacidades en aumento en cuestión de muy poco tiempo.

Para observar los beneficios, es muy importante que la colocación del cuerpo sea la correcta. De lo contrario, no solo no estarás trabajando de forma adecuada, sino que podrías hacerte daño. Si crees que no sabes adquirir la técnica por ti mismo/a, consulta con alguien experimentado que te pueda orientar. ¡Ya lo tienes!