fbpx

Por favor, añade tu primer artículo a la lista de deseos

5 Consejos para retomar la práctica deportiva

Los días de verano ya quedaron atrás y estamos de lleno en una nueva normalidad cargada de objetivos y propósitos. Marcarnos retos es muy importante para sentir que evolucionamos y no perder la motivación por llegar a la meta. Si bien es cierto que activarse es fundamental para gozar de un estilo de vida saludable, retomar la práctica deportiva, o iniciarse en ella, requiere un proceso de adaptación que no conviene obviar. Hoy te damos 5 consejos para que la vuelta a la rutina, o el comienzo de una nueva, sea todo un éxito.

Tanto si vas a iniciarte por primera vez como si e estás preparando para retomar la práctica deportiva, debes saber que nunca es tarde para mejorar los hábitos propios de un estilo de vida saludable. Los beneficios son incontables, tanto a nivel físico como mental y emocional. En consecuencia, tras retomar la práctica deportiva, no se experimentan cambios únicamente en el plano más superficial, sino que es posible vivir una transformación interna muy positiva. Además de aumentar la autoestima y de liberar tensión y estrés acumulado, contribuye a un descanso reparador, mejora la forma física y promueve una serie de hábitos complementarios orientados a preservar la buena salud. Sin embargo, retomar la práctica deportiva puede ser un éxito o todo lo contrario, si no se tienen en cuenta algunos aspectos importantes. ¡Te los contamos!

retomar la práctica deportiva

5 Consejos para retomar la práctica deportiva

La organización es la base

Es frecuente empezar la rutina derrochando motivación y observar cómo, al poco tiempo, empiezan a aparecer excusas. La falta de tiempo es, sin duda, la más frecuente y popular. No negamos que es difícil conciliar vida profesional, familiar, entrenamiento y tiempo para uno mismo. No obstante, querer es poder y no hay nada como una buena planificación para retomar la práctica deportiva y hacer que esta perdure en el tiempo. Para ello, establece un horario lo más completo posible dejando lugar a posibles contratiempos que puedan surgir y anticípate a ellos. Si un día no tienes tiempo de entrenar aun teniéndolo previsto, no te preocupes, hay muchas soluciones para seguir estando en movimiento.

Retomar la práctica deportiva = satisfacción

Si pretendes conseguir unos objetivos físicos y el camino hacia ellos es un auténtico aburrimiento, o nada tiene que ver con tus gustos, es cuestión de tiempo que fracase. Visualiza la meta a diario pero déjala en un segundo plano, dando prioridad a cada paso. Si construyes una rutina que te satisfaga y te encante, es probable que seas más constante y feliz y que los resultados lleguen cuando menos te lo esperes. Si te aseguras de disfrutar del proceso, el éxito sabrá estupendamente. Si, por el contrario, este supone una obligación insatisfactoria, la llegada a la meta no será tan dulce como imaginabas.

Calentamiento y estiramiento

Tanto al retomar la práctica deportiva como cuando ya se está inmerso en ella, dejar lugar al calentamiento previo y al estiramiento posterior es muy importante. No solo permitirás al cuerpo que se prepare antes de la práctica y se recupere al finalizar, sino que reducirás el riesgo de lesionarte. Muchas personas salen corriendo cuando terminan el entrenamiento, saltándose los estiramientos sin entender que estos son una parte muy importante del mismo. Escucha a tu cuerpo, atiende sus necesidades y conseguirás que los cambios además de evidentes, sean duraderos.

Adapta el peso a ti y no al contrario

Especialmente si has realizado actividad física previamente, sentirás la necesidad de retomarla con el mismo peso que movías cuando lo dejaste. Probablemente cuando lo intentes, observes que algo ha cambiado en ti y que, como es normal, te cuesta más que antes. Entiende que necesitas un proceso y que no tienes que adaptarte a un peso concreto, sino al contrario. El peso se modifica en función de tus capacidades y no al revés. Si eres perseverantes no solo estarás pronto en el punto donde lo dejaste, sino que rebasarás esa barrera. ¡Todo es cuestión de actitud!

Sin dieta no hay resultados

Es muy importante que, junto a la práctica deportiva, lleves a cabo una alimentación equilibrada. Es muy difícil que puedas ver unos buenos resultados y logres ser tu mejor versión si no atienes a tu plan nutricional. Si no sabes hacerlo, consulta con alguien experimentado o un profesional en la materia que pueda darte las pautas adecuadas. Esto, además de favorecer el éxito de la práctica, te ayudará a sentir una mayor energía y un estado de ánimo que te permita mantenerte motivado y entusiasmado. ¡A por ello!