fbpx

Por favor, añade tu primer artículo a la lista de deseos

¿Qué es el método Pilates y para qué sirve?

Combinar diferentes disciplinas deportivas puede convertir tu rutina en una más completa y con grandes resultados. Y es que si abrimos la mente y nos lanzamos a probar nuevas actividades, podemos descubrir un sinfín de efectos positivos en nosotros. La práctica regular de Pilates, aporta infinitud de beneficios a nivel físico y mental. Son muchas las sensaciones que reporta y es posible integrarlo sin problemas en cualquier plan de entrenamiento. Te contamos todo sobre el método Pilates. ¿Te apuntas?

¿Qué es el método Pilates?

El método Pilates consiste en la ejecución de una serie de ejercicios coordinados con la respiración. Estos están diseñados especialmente para optimizar la salud de forma integral y, por ello, deben realizarse con gran precisión y control. El trabajo de la disciplina, está enfocado hacia el aumento de la fuerza, así como la mejora de la postura corporal, la flexibilidad y la conciencia y control del propio cuerpo. Quienes practican regularmente el método Pilates, desarrollan su musculatura y capacidades de una forma armónica gracias a lo completo y profundo que resulta el trabajo.

Los beneficios que aporta la práctica del método Pilates, se manifiestan más allá del momento de la sesión o el posterior. Sus efectos se experimentan en el transcurso del día a día, al obtener una serie de herramientas que permiten un mayor control corporal y una higiene postural óptima. En consecuencia, se reduce el riesgo de sufrir lesiones y mejoran muchos síntomas de diferentes patologías ya existentes.

Origen del método Pilates

El método Pilates, fue creado por Joseph H. Pilates inspirándose en disciplinas como el ballet, yoga o gimnasia. Él padecía diferentes molestias y enfermaba a menudo, motivo que le llevó a indagar acerca del cuerpo humano y a convertirse en un gran atleta y conocedor de anatomía. El objetivo de este método no era otro sino el desarrollo de la musculatura interna con el fin de obtener una mayor estabilidad y dotar de firmeza a la columna. Su intención era favorecer el estado de salud general, con la unidad mente y cuerpo, a través de una serie de ejercicios estratégicamente pensados. La flexibilidad, la coordinación, el equilibrio, la fuerza… son algunas de las capacidades que se desarrollan con la práctica. Por este motivo, el Pilates se utiliza no solo como prevención de posibles lesiones, sino como rehabilitación cuando estas ya han aparecido, teniendo muy buenos resultados y duraderos.

método Pilates

¿Cuáles son sus beneficios?

Mejora notablemente la postura corporal reduciendo el riesgo de sufrir dolencias asociadas a una mala higiene postural

Fortalece el core, dotando a nuestro cuerpo de un centro corporal estable y resistente

Ofrece conocimientos sobre el propio cuerpo, aumentando la conciencia del mismo

Excelente para aliviar dolores de espalda ocasionados por pasar mucho tiempo sentados, trabajando, por ejemplo.

Dota de una mayor funcionalidad e independencia en el día a día

Favorece la salud cardiovascular

Estimula la circulación sanguínea

Mejora la técnica de la respiración

Libera el estrés y las tensiones acumuladas (tanto a nivel físico como mental)

Acelera el metabolismo, promueve la quema de calorías y oxigena el organismo

Estiliza y moldea la figura

Tonifica la musculatura de forma global

Aumenta notablemente la flexibilidad, la coordinación y el equilibrio

Alivia síntomas asociados a la depresión y ansiedad

Ventajas de practicar Pilates

Posibilidad de personalizar el trabajo en función de las capacidades individuales

Puede complementar perfectamente a cualquier otro tipo de entrenamiento

Combinado con una actividad cardiovascular es ideal para perder peso, al mismo tiempo que se fortalece la musculatura

No hay techo para aquellos experimentados que quieran seguir desarrollando sus aptitudes

Se crearon una serie de ejercicios de máquinas que trabajan de una forma diferente y dinámica con unos resultados, igualmente, fabulosos

Puede practicarse en solitario o en compañía

No se necesitan una condición física específica para animarse a empezar con la actividad