fbpx

Por favor, añade tu primer artículo a la lista de deseos

¿Es importante trabajar la movilidad?

Ocurre de manera general, que entrenamos persiguiendo unos objetivos físicos concretos y, muchas veces, dejamos por el camino algunos aspectos importantes. Llevar a cabo unos hábitos saludables, entre ellos la práctica de ejercicio físico, persigue mucho más que un fin meramente estético. Mejorar la salud general, aumentar el bienestar y disfrutar de una óptima calidad de vida, debería ser la principal motivación. Para ello, hay ciertas capacidades que tal vez no te planteas trabajar y que supondrían un antes y un después. ¿Crees que es importante trabajar la movilidad? Te adelantamos la respuesta: Sí, lo es y mucho.

Nuestro cuerpo significa hogar y cuidarlo y mantenerlo en buenas condiciones es una gran responsabilidad con nosotros mismos que no debemos obviar. Trabajar la movilidad articular es muy importante por diversas razones, todas ellas orientadas a disfrutar de un gran bienestar y a mantenernos ágiles y capaces.

Beneficios de trabajar la movilidad

Trabajar la movilidad articular tiene grandes beneficios, principalmente el de preservar nuestra salud. Porque disponer de un amplio rango de movimiento nos dota de comodidad y funcionalidad y, además, puede reducir cantidad de dolores asociados a una mala postura. Por otro lado, nos permite desarrollar y mejorar las habilidades deportivas con éxito, favoreciendo el rendimiento y optimizando en gran medida la calidad de los entrenamientos. Sin duda alguna, trabajar la movilidad rejuvenece. Y es que no solo nos permite ser funcionales durante más tiempo, sino que reduce el riesgo de sufrir ciertas lesiones tanto deportivas como de la vida cotidiana. En conclusión, trabajar la movilidad mejora nuestra calidad de vida y nos permite aumentar el bienestar.

Más allá de lo mencionado, realizar estiramientos orientados a trabajar la movilidad y aumentar nuestro rango de movimiento tiene otra gran virtud. Atravesamos tiempos complicados en los que la ansiedad y el estrés pueden tener lugar en nuestro día a día impidiendo, en muchas ocasiones, el normal desarrollo de la rutina. Reducir estas sensaciones es fundamental para mantenernos sanos y fuertes, pues el sistema inmune se ve alterado cuando atravesamos momentos de estrés elevado. Realizar estiramientos prestando atención a la respiración y tomando conciencia del cuerpo puede servir de gran ayuda. Por todo ello, plantéate dedicar un par de días semanales a la práctica de Yoga, Pilates o simplemente de estiramientos y atención plena. Otra opción es reservar unos minutos tras la rutina de entrenamiento para este fin. Notarás un antes y un después y entenderás la gran importancia de los estiramientos y la movilidad articular. ¡Liberación en estado puro!