fbpx

Por favor, añade tu primer artículo a la lista de deseos

Tips para evitar picotear entre horas

Son muchas las causas que pueden llevarnos a picotear entre horas. Ser conscientes de que lo hacemos, y de que no lo necesitamos, nos dotará de algunas herramientas básicas para controlar la situación y nos ayudará a lograr con éxito los objetivos que nos marcamos. Si sientes que a menudo te cuesta controlar la tentación por comer a deshora, descubre algunos tips para evitar picotear y mantente firme en el camino hacia la meta. Recuerda que para cruzarla hace falta convicción, disciplina y constancia. ¿Cumples los requisitos?

Cada persona es un mundo y tiene sus propias circunstancias. Por ello, es imposible determinar un único motivo que induzca al picoteo. Sin embargo, hay ciertos patrones que se repiten a menudo y conocerlos puede suponer un antes y un después en nuestro día a día. A continuación te contamos algunos consejos para evitar picotear entre horas. Recuerda que cambiar ciertos hábitos no es tarea fácil, sin embargo, es necesario para cuidar nuestra salud, aumentar el bienestar y tomar el control de la situación. ¿Con qué tip te identificas más?

Tips para evitar picotear entre horas

Correcta organización de la dieta

Si el picoteo se produce porque tienes hambre de verdad, tal vez debas atender con más profundidad la calidad de tu dieta. No se trata de llenarte hasta explotar en cada ingesta, pero sí que te sientas lo suficientemente saciado/a como para no necesitar tomas adicionales. Si haces cinco comidas, haz cinco. Planea cada una de ellas y construye un plan nutricional a la altura de tus necesidades. Si sientes fatiga, falta de energía, hambre de forma continua o sospechas que puedas padecer algún déficit nutricional, acude a un profesional, sal de dudas y organiza tus comidas. Invertir en este tema, es una decisión muy inteligente que te ayudará a superarte a diario.

Distingue entre ansiedad y hambre

Descartada la posibilidad de llevar a cabo una alimentación insuficiente, es fundamental que aprendas a distinguir entre hambre y ansiedad. Mientras que el hambre aparece de forma progresiva y es flexible a la hora de seleccionar los alimentos, la ansiedad aparece repentinamente con unas necesidades muy específicas. Ambas presenta notables diferencias entre sí y conocerlas te ayudará a anticiparte a su aparición. Para descubrir de qué se trata, puedes consultar nuestro post Diferencias entre hambre y ansiedad

Compra óptima

Indudablemente hay una premisa que nunca falla. Y es que si no tienes opciones para picotear en casa, no lo harás. Realiza una compra saludable ciñéndote a tu dieta con exactitud. Si tu plan nutricional está medido y adecuado a tus necesidades, llena la despensa y la nevera de alimentos necesarios en sus cantidades justas. ¿Para qué más? Date permiso para cumplir con caprichos saludables y el resto fuera. Un estilo de vida saludable requiere disciplina y sacrificio. Esto no quiere decir que esté plagado de restricciones, sino que es fundamental tomar decisiones inteligentes y optar siempre por alternativas caseras y saludables.

Picoteo saludable

Cualquier persona siente la necesidad de caprichos o de opciones dulces de vez en cuando. Nadie dice que no puedan satisfacerse. Sin embargo, hacerlo en la línea con nuestros principios saludables es importante. Para ello, elabora tus propios dulces y postres en lugar de comprar productos ultra procesados cargados de azúcares. Deja volar tu creatividad y saca al cocinillas que llevas dentro. Te sorprenderá lo mucho que puede cambiarte la vida una vez que adquieras el control de tus comidas y compruebes lo realmente deliciosas que pueden estar las diferentes recetas saludables y fit. ¡Nada que envidiar!

Hidratación suficiente para evitar picotear

No atender la necesidad de una buena hidratación, aparte de perjudicar tu salud general, puede crear la sensación de hambre. Cuando sientas la necesidad de picotear entre horas, opta por beber un vaso de agua o apuesta por alguna infusión. Es probable que si lo que sentías no era hambre real, tras beber e hidratarte te sientas más saciado y no necesites echar mano a la nevera.

Satisfacción en el día a día

La ansiedad por comer y el picoteo entre horas viene motivado, en muchas ocasiones, por una falta de satisfacción en el día a día. En este sentido, deberás atender con más fuerza el plano emocional y no tanto los tips más superficiales. Si crees que alguna cuestión interna te está llevando a comer de forma compulsiva, trata de trabajarlo o de solicitar la ayuda necesaria para solucionarlo de forma efectiva.

Otros aspectos para evitar picotear entre horas

Anticípate cuando vayas a pasar el día fuera de casa y lleva contigo tu menú y los recursos necesarios para satisfacer tu apetito de forma saludable y ordenada.

Aunque comas en restaurantes, asegúrate de cumplir con tus necesidades básicas. Elige alternativas saludables que te satisfagan y eviten que estés picoteando poco tiempo después.

Actívate y adiós al aburrimiento. Este puede ser el motivo por el cual nos paseamos por la cocina y acabamos echando mano a la despensa. Si te aburres, ordena los armarios, sal a caminar o a correr, medita, haz ejercicio… pero no picotees si tu cuerpo no necesita alimento.

Medita antes de llevarte un capricho a la boca. Respira, presta atención a tu cuerpo y a sus necesidades reales, bebe agua, pasea…

Nada de bollería industrial y otras opciones de bajo o nulo aporte nutricional. Estas crean la sensación de saciedad pero, rápidamente, desaparece.

Aboga por el mindfoodness. ¡Atención plena a la comida y a lo que la envuelve! Cuando comas, hazlo con plena conciencia. Observa cada bocado sin distracciones y visualiza su ingesta. Hazlo cómodamente y masticando con tranquilidad. Esto ayudará a que seas consciente del papel que el alimento cumple para el funcionamiento del organismo.