fbpx

Por favor, añade tu primer artículo a la lista de deseos

Estiramientos al despertar, ¿es buena idea?

Una buena manera de comenzar el día, es movilizando el cuerpo y prestando atención a ciertos estiramientos. Aunque hay una serie de aspectos importantes a tener en cuenta, sin duda te ayudará a activarte y afrontar la rutina con energía y motivación. Realizar estiramientos al despertar cambiará el inicio de tu rutina diaria, sin embargo, no debe hacerse de cualquier manera. ¡Toma nota y ponte a ello mañana mismo! ¡Empezarás los días con otra actitud!

Realizar estiramientos a diario tiene grandes ventajas. Y es que relaja el cuerpo y la mente y reduce de forma muy notoria los niveles de estrés y tensión acumulada. Además, este hábito ayuda a aliviar ciertas molestias o dolores, mejora la flexibilidad y favorece la salud muscular. Al realizar estiramientos al despertar, dotamos de movilidad a nuestro cuerpo y nos preparamos de manera efectiva para desarrollar las actividades con unas grandes sensaciones de bienestar.

Estiramientos al despertar, ¿sí o no?

Lo primero que debes saber, es que los estiramientos constituyen una actividad en sí misma. No es cosa de broma que deba hacerse a la ligera, ni mucho menos obviando las condiciones de nuestro cuerpo en cada momento. Estirar es muy beneficioso, sí, ¡pero no de cualquier manera! Por ello, tanto si eres de las personas que suele estirar por la mañana, como si vas a comenzar a hacerlo tras este post, presta atención. Según el tipo de estiramientos que vayas a hacer, es recomendable permitir al cuerpo algo de movimiento previo. De este modo, nada más despertar, te recomendamos que te tumbes boca arriba y movilices ligeramente las articulaciones de tobillos y muñecas con suavidad y sin forzar. Puedes mover también la cabeza de lado a lado lentamente para seguir oxigenando el cuerpo, dándole así los buenos días.

Una vez hayas realizado movimiento articulares, es el momento de estirar todo el cuerpo según tus necesidades. Esto sería lo que comúnmente conocemos como desperezarnos. Hazlo sin pensar, satisfaciendo las necesidades de tu cuerpo y finaliza con una respiración profunda. En este punto es cuando debemos tener cuidado. Si pretendemos seguir estirando con unos ejercicios más específicos, es probable que sintamos nuestra musculatura tirante, muy rígida y con una mayor dificultad para alargarse. Al despertarnos, tras las horas de descanso, presentamos menos flexibilidad y, en caso de forzar, podríamos sufrir alguna lesión.

estiramientos al despertar

¿Cómo realizar estiramientos al despertar?

Leyendo esto, es probable que te preguntes si realmente resulta beneficioso estirar por la mañana, dado el estado de nuestro cuerpo. La respuesta es rotundamente sí, pero no sin antes haber movilizado el cuerpo. Para ello, te recomendamos que una vez te hayas incorporado, des un pequeño paseo, subas y bajes escaleras, realices otro movimientos articulares más específicos o, incluso, te des una ducha. Una vez hayas activado el cuerpo es el momento perfecto para estirar. Hacerlo por la mañana tiene una respuesta física, mental y emocional muy positiva para afrontar el día y es un hábito que se vuelve indudablemente necesario. Ya sean ejercicios específicos de estiramientos, como una pequeña sesión de yoga, prestar atención al cuerpo por la mañana, y hacerlo en sintonía con la respiración, aporta todo ventajas. Puedes optar por realizar cuatro estiramientos en total, uno por cada grupo muscular. Lleva al cuerpo lentamente hacia la posición que deseas, aguanta y relájate con una respiración profunda que permita ir cada vez más allá.

Escucha tu cuerpo

Recuerda que es imprescindible, en este contexto y en cualquier otro, escuchar a tu cuerpo y darle aquello que necesita para lograr el bienestar. A menudo entrenamos con una elevada intensidad y queremos superarnos, demandando fuerza y energía sin dar nada a cambio. Una correcta alimentación, un descanso suficiente (en la rutina deportiva, en el ámbito laboral y nocturno) y unos estiramientos diarios, te ayudarán a disponer de una óptima salud en todos los planos. Si no lo habías hecho hasta ahora, márcate una rutina de estiramientos al despertar y disfruta de los grandes beneficios. ¡Recuerda moverte y activarte antes para obtener con la práctica los resultados deseados! Te aseguramos que puede suponer un antes y un después en tu vida. ¿Crees que exageramos? ¡Prueba!