fbpx

Por favor, añade tu primer artículo a la lista de deseos

Errores frecuentes en la práctica de peso muerto

Hace unos días hablábamos del peso muerto y los grandes beneficios que su práctica reporta. Y es que este ejercicio forma parte de los básicos de cualquier entrenamiento, como ocurre con las sentadillas o las dominadas, entre otros. Sin embargo, más importante que integrar en nuestra rutina estos ejercicios multiarticulares, es aprender la técnica que nos permita ejecutarlos correctamente. Hoy vamos a ver algunos errores frecuentes en la práctica de peso muerto. Analiza tu postura y revisa que no estés cayendo en alguno de ellos.

Errores frecuentes en la práctica de peso muerto

Sobre el peso muerto…

La práctica de peso muerto, que para muchos supone un auténtico básico en su rutina, resulta muy controvertida. Esto ocurre porque hay quienes aseguran que puede ser muy lesivo para la espalda y la lumbar. Aunque esta premisa es relativamente cierta, conviene matizar que el peso muerto es lesivo siempre y cuando se practique de manera incorrecta. Aprender la adecuada técnica antes de lanzarse a ello es muy importante, así como optar por el peso adecuado. Si se tiene en cuenta la importancia de adaptar 100% el ejercicio a nuestras capacidades, circunstancias y necesidades personales (no al revés), no solo no tiene por qué ser lesivo, sino que es una opción inmejorable con grandes beneficios para nuestro cuerpo.

Caer en algunos de estos errores frecuentes en la práctica de peso muerto, puede entorpecer la obtención de los resultados deseados. Y es que si se hace con conciencia corporal y buscando la excelencia en el movimiento, nuestra zona lumbar puede salir muy reforzada dotándonos de una gran estabilidad y reduciendo el riesgo de desarrollar dolores de espalda. No solo optimiza la postura corporal y estiliza la figura, sino que implica diferentes grupos musculares de manera que el trabajo es global y profundo.

práctica de peso muerto

Errores frecuentes en la práctica de peso muerto

SEPARACIÓN ADECUADA DE LOS PIES

Aunque existen diferentes variantes de peso muerto, la posición correcta en la forma clásica es con los pies separados y las puntas de los mismos apuntando hacia el exterior. A no ser que el ejercicio así lo exija, como ocurre en el peso muerto sumo, los pies no deben estar excesivamente separados (tampoco juntos).

CURVATURA DE LA ESPALDA

Uno de los errores frecuentes en la práctica de peso muerto más comunes, es iniciar el levantamiento de la barra con la espalda curvada. Esto ocurre cuando no damos con la postura inicial correcta y queremos ejecutar el movimiento antes de tiempo. No cortar este error de raíz puede ser muy peligroso, ya que si vamos añadiendo peso sin corregir la postura de la espalda podemos acabar sufriendo lesiones. Activa abdomen y no sueltes esa contracción, alarga la columna y centra el esfuerzo en las piernas en lugar de cargarlo sobre la espalda.

DISTANCIA DE LA BARRA

Es frecuente, sobretodo en principiantes, alejar la barra de los pies en exceso por miedo a que esta les golpee. A raíz de situarla muy lejos, se da una posición inicial incorrecta que deriva en la curvatura de la espalda mencionada anteriormente. Esta, sin duda, debe ser la primera protegida en la práctica de peso muerto para hacer de este un ejercicio seguro y disfrutar de sus grandes beneficios.