fbpx

Por favor, añade tu primer artículo a la lista de deseos

Entrenamiento e higiene postural

Tanto si entrenas con frecuencia como si te has iniciado recientemente, seguro que has oído hablar de la importancia de la técnica correcta. Además de ejecutar los ejercicios adecuadamente, con el fin de obtener los beneficios deseados y no perjudicar a nuestro cuerpo, una correcta higiene postural en la ejecución de los ejercicios es fundamental. Por lo tanto, queremos proponerte algo: de ahora en adelante, fíjate en la postura de tu cuerpo mientras desarollas tu rutina y busca los distintos puntos que crees necesario mejorar. Si lo haces, no solo lograrás un entrenamiento más eficiente, sino que experimentarás unas sensaciones muy positivas. ¿Te apuntas a revisar los pequeños errores que puedas estar llevando a cabo?

La correcta higiene postural, un pilar básico

Muchas personas centran su atención en levantar más peso, aumentar las repeticiones o alargar los entrenamientos, sin fijarse en ciertos pilares básicos. Y es que tu rutina puede ser mucho más eficiente si te aseguras de afianzar los cimientos, que haciendo más y más sin revisar si tus avances van en la dirección adecuada. Mantener una correcta higiene postural es necesario para todo el mundo de manera general, tanto en posiciones estáticas como dinámicas, mientras trabajamos o vemos la tele, cuando cocinamos o leemos un libro. Este hecho optimiza adecuadamente el estado de salud y reduce el riesgo de sufrir diferentes lesiones y dolencias. Pero además, si nos centramos en nuestro entrenamiento, este hecho sigue siendo esencial.

Entrenamiento y postura adecuada

Cuando entrenamos, sometemos a nuestro cuerpo a una serie de esfuerzos, en mayor o menor intensidad, que deben ser respaldados por una adecuada higiene postural. Esta se traduce en diferentes aspectos relevantes tras la práctica, a corto y largo plazo. Por ello, debes entender que cada ejercicio concreto tiene una colocación adecuada y dominarla es el paso previo sin ninguna duda. La técnica correcta puede marcar un antes y un después, tanto en el desempeño del ejercicio en cuestión como en los resultados. Asimismo, desarrollar ciertos vicios fruto de ignorar la importancia de la postura corporal, puede acarrear diversas consecuencias negativas, como la falta de armonía en el desarrollo muscular, una adquisición de posturas inadecuadas que puede desencadenar en dolencias y otras patologías, lesiones durante la práctica…

No olvides que el camino hacia una vida saludable y el entrenamiento de intensidad, aporta grandes conocimientos que merecen ser asimilados. Puedes aprender muchas cosas de tu cuerpo y mente si te propones la excelencia de tu entrenamiento. Descúbrete, conecta contigo mismo y siente la activación en cada ejercicio. Valora si estás trabajando la zona deseada, si lo haces de manera compensada, si tus sensaciones tras el entrenamiento son positivas, si te sientes fuerte y resistente en tu día a día… Cuida tu higiene postural y descubre mucho más de lo que en un principio habías imaginado. ¿Preparado para llevar tu entrenamiento al siguiente nivel?