fbpx

Por favor, añade tu primer artículo a la lista de deseos

¿Qué es el entrenamiento funcional?

A estas alturas seguro que has escuchado multitud de veces el concepto de entrenamiento funcional. Este resulta excelente para muchas personas por los grandes beneficios que su práctica reporta a la salud y el bienestar integral. Si quieres saber en qué consiste, ¡sigue leyendo! Te contamos lo que debes saber acerca de esta práctica destinada a mejorar tu calidad de vida. ¿Te apuntas?

¿Qué es el entrenamiento funcional?

El entrenamiento funcional es una práctica orientada a entrenar el cuerpo para cumplir con las necesidades del día a día. De esta manera, aumenta notablemente la calidad de vida de las personas que lo practican dotándolas de una mayor agilidad e independencia. Los ejercicios que se practican, están orientados a satisfacer las necesidades individuales trabajando de forma general articulaciones y musculatura. Este no busca unos objetivos externos, ni se practica en un contexto de competición. Más bien busca la mejora de la calidad de vida de quienes lo practican, así como el aumento notable del bienestar y la auto confianza. Los ejercicios que se realizan dentro de un entrenamiento funcional deben ser útiles y reportar una serie de resultados palpables.

entrenamiento funcional

¿En qué consiste?

El entrenamiento funcional está enfocado en lograr que cada persona, de manera individual, logre mejorar sus capacidades físicas. El objetivo es que quienes lo practican noten una evolución evidente en el desarrollo de su rutina. Las sesiones de entrenamiento funcional, según el centro en el que se practique, pueden ejecutarse de forma individual o colectiva. No obstante, siempre se intentará, en la medida de lo posible, que el trabajo sea personalizado y adaptado a las condiciones de cada uno.

Lo que se busca es una mejora funcional individual y, por este motivo, el trabajo debe estar enfocado a lograr unos resultados de manera personalizada. Así, cada ejercicio puede realizarse en sus diferentes variantes para que dentro del contexto común, pueda llevarse a cabo un trabajo profundo, eficaz y con grandes resultados. Estos imitan movimientos y actitudes que realizamos de forma frecuente en el día a día, caminar, correr, levantar cargas, transportar elementos pesados, subir o bajar escaleras…

Una de las peculiaridades del entrenamiento funcional, es que no se necesitan máquinas exclusivas ni aparatos a la última. Para ejecutar los ejercicios basta con materiales más sencillos como mancuernas, combas, pelotas, kettlebells, bandas de resistencia o cintas TRX, entre otros. Estos ejercicios no solo resultan muy efectivos para mejorar la salud, la forma física y la calidad cotidiana, sino que divierten, entretienen, socializan y aportan bienestar de forma general. ¿Uno de los requisitos básicos? Que integren la totalidad de la musculatura y no se centren en el desarrollo concreto y aislado de ciertos grupos musculares. Algunos de los ejercicios que forman parte del entrenamiento funcional, son las sentadillas, las planchas, los fondos, el peso muerto o las dominadas, entre otros. Recuerda que todos ellos se adaptan a tu nivel. Si estás pensando en iniciarte en la materia, ¡anímate sin dudar!

entrenamiento funcional con cuerdas

¿Cuáles son los beneficios del entrenamiento funcional?

Trabaja la fuerza, la resistencia y la flexibilidad

Crea una estructura corporal eficiente para rendir (deportivamente hablando y de forma general)

Mejora la agilidad, la velocidad y la estabilidad

Integra ejercicios de movilidad articular

Minimiza el riesgo de lesiones

Favorece el equilibrio y la coordinación

Optimiza la postura corporal para evitar lesiones y otras dolencias

Se obtiene una posterior sensación de bienestar muy intensa

Favorece un sueño reparador

Moldea la figura y quema calorías

Potencia la confianza en uno mismo, la seguridad y la autoestima

Permite una mayor independencia en el día a día

Facilita el desempeño de acciones cotidianas como llevar bolsas de la compra, subir y bajar escaleras, cargar peso o transportar cargas voluminosas y pesadas, por ejemplo.

El entrenamiento funcional es válido para todo el mundo, tanto para experimentados en el deporte como para los que no lo son

La edad no es relevante, siempre y cuando se adapten los ejercicios a las circunstancias individuales