fbpx

Por favor, añade tu primer artículo a la lista de deseos

Empezar a entrenar si nunca lo has hecho

Siempre es un buen momento para mejorar ciertos hábitos que favorezcan nuestra salud y bienestar. Hacer ejercicio físico es fundamental para alimentar un estilo de vida saludable. Este es imprescindible para ayudar al organismo a funcionar correctamente y lograr los objetivos físicos y mentales que nos proponemos. Si estás pensando en empezar a entrenar, y nunca antes lo has hecho, te damos algunos tres consejos que te ayudarán a conseguir el éxito deseado.

Como todo comienzo, iniciarse en la actividad deportiva o romper el hielo con una nueva, puede hacernos sentir nerviosos o inseguros. Sin embargo, basta con darle un par de vueltas al asunto, para darnos cuenta de que no hay nada que temer. Todos hemos sido principiantes y nos hemos atrevido con multitud de cambios que, tras ejecutarlos, no eran para tanto. Ser el nuevo o la nueva en una disciplina deportiva, o en el propio gimnasio, puede hacernos sentir algo expectantes. Esa es la sensación que debemos reforzar para que se transforme en motivación y ganas por conseguir cruzar la meta. Si quieres empezar a entrenar, solo tienes que hacer una cosa: ¡ir a por ello! ¿Cómo? ¡Te lo contamos!

Tips para empezar a entrenar si no lo has hecho antes

Empezar a entrenar con realismo

Si quieres conseguir aquello que te propones, más allá del ámbito deportivo, conviene que aprendas a respetar tus tiempos y tus capacidades. Es cierto que puedes conseguir cualquier cosa que te propongas. Eso sí, si en el camino hacia la meta necesitas formación o aprendizaje, permítete ese tiempo y disfruta del proceso. La impaciencia por ver resultados hoy mismo, o tirar la toalla porque no sientes que avances, es el gran error. Prioriza las sensaciones por encima del resultado final. ¿Eres principiante? ¡Acéptalo! Es obvio que no lo serás eternamente. No tienes que hacerlo perfecto ni ser el/la mejor. Tienes que preocuparte por aprender, ir paso a paso y preguntar siempre que tengas dudas. Dejarte aconsejar por personal cualificado y experimentado en la materia te aportará muchos conocimientos y te hará sentir una mayor seguridad.

Evolución progresiva

Lo verdaderamente divertido no es llegar al objetivo en sí, sino disfrutar de cada paso. Observar los cambios en tu cuerpo y mente, la evolución y el aprendizaje continuo, es la mayor satisfacción por encima de todo. El premio real es sentir que estás peleando, aprendiendo y avanzando a diario. Cambiar ciertos hábitos e ir convirtiéndolos en un estilo de vida duradero, requiere un esfuerzo por tu parte y debes sentirte orgulloso/a por estar en el camino. La sensación de ir evidenciando el progreso y la transformación de tu cuerpo y mente, es indescriptible. Empezar a entrenar, no lo olvides, es el primer paso de un trayecto lleno de beneficios.

Escucha a tu cuerpo

Escuchar a tu cuerpo te ayudará a ser consciente de él. Este hecho se traduce en todos los aspectos de un estilo de vida saludable. Saber cuándo necesitas descansar o identificar las necesidades nutricionales de tu cuerpo, son fruto de una toma de conciencia muy importante. Esto te aporta grandes conocimientos y te permite tomar decisiones inteligentes. Por ello, dalo todo en tu rutina deportiva, pero escucha a tu cuerpo cuando manifieste cansancio o necesidad de parar, así como de reducir la intensidad. Este es un paso muy importante para que los cambios que se produzcan en ti tras empezar a entrenar, sean profundos y duraderos. Dedica tiempo a calentar antes del entrenamiento, y a estirar después, y asegúrate de que tu dieta sea equilibrada y rica en nutrientes.