fbpx

Por favor, añade tu primer artículo a la lista de deseos

Dormir bien y perder peso, ¿existe relación?

Cada persona es un mundo y persigue una serie de objetivos en función de sus circunstancias. Mantenerse en el peso adecuado es muy importante, más allá de cuestiones estéticas, para mantener la salud en óptimas condiciones y favorecer el funcionamiento del organismo. Muchas le dan vueltas a la mejor manera de conseguirlo sin entender que, en ocasiones, relajarse y llevar una vida satisfactoria y tranquila puede suponer el empujón que necesitaban. ¿Sabías que dormir bien y perder peso son dos aspectos muy relacionados entre sí? ¡Te lo contamos!

Gozar de una rutina del sueño de calidad es un pilar fundamental en un estilo de vida saludable. Y es que descansar tiene efectos vitales en nuestro organismo. A menudo creemos que podemos prescindir de horas de sueño para “aprovechar” el tiempo en otra cosa y no pensamos lo mucho que podemos estar perjudicándonos. Pero esto no es todo. ¿Sabías que dormir bien contribuye a perder peso? ¡Pues lo hace! Así que si la lucha contra la báscula te está suponiendo un estrés elevado e, incluso, te quita el sueño, echa el freno y asume que dormir bien, te ayudará en el proceso.

Dormir bien y perder peso, el éxito de la extraña pareja

Muchas veces comemos más de la cuenta porque nos sentimos ansiosos o estresados. Cuando dormimos bien, logramos un estado de tranquilidad que combate la necesidad de picotear a todas horas. En este sentido es muy importante diferenciar el hambre de la ansiedad y tomar las riendas de nuestras decisiones e impulsos. En una situación de descontrol con la comida, es muy complicado perder peso y el descanso puede tener una gran influencia en nuestras emociones.

Cuando no dormimos bien, nuestro cuerpo reclama una mayor ingesta de alimentos para alcanzar la energía necesaria y así poder rendir durante el día. En este contexto, dormir bien puede aportar una mayor sensación de saciedad que evite el continuo picoteo y la necesidad de comer más de lo que realmente necesitamos.

Lograr cumplir con una serie de hábitos fundamentales para un estilo de vida saludable, requiere de constancia y buena actitud. La falta de descanso afecta a nuestras emociones debilitando nuestra estabilidad y haciéndola tambalear. Caer en tentaciones, sentir frustración con la dieta o experimentar sentimientos de culpa pueden ser fruto de una mala gestión emocional. Dormir bien por las noches favorece un buen estado de ánimo, promueve unos pensamientos constructivos y nos acerca a alcanzar las metas. De este modo, se facilita el cumplimiento de nuestra dieta y se aclaran los objetivos por los que luchamos a diario.

En el proceso de aumento de masa muscular, tan importante es el entrenamiento como el descanso. Dormir bien es esencial para que los músculos se regeneren y crezcan. Y es que para crear músculo hay que descansar, además de dormir bien. Un descanso de calidad resetea el cuerpo física y mentalmente, permite que este se recupere y lo prepara para la acción. No es muy justo esperar que cumpla todas las exigencias sin ofrecerle una recuperación adecuada.

Dormir bien permite recargar la energía y poder afrontar el día de manera activa. El cuerpo necesita movimiento y esto es fundamental para perder peso. Seguro que en algún momento has podido comprobar cómo ha bajado tu rendimiento en el entrenamiento tras pasar una mala noche. Dormir bien tare consigo una productividad elevada y facilita el camino hacia los resultados físicos que deseamos. Así que ya sabes, si estás en proceso de perder peso, ¡preocúpate por dormir bien y lo conseguirás!