fbpx

Por favor, añade tu primer artículo a la lista de deseos

Consejos para conseguir madrugar más

¿Eres de los que siempre intenta levantarse antes de la cama, sin éxito? Si a menudo te planteas la posibilidad de amanecer temprano y aprovechar más el tiempo a primera hora, no te des por vencido. Hay varias ideas que resultan muy efectivas para lograrlo y seguro que alguna de ellas, o todas, te ayudan a conseguir madrugar y a completar tu rutina tal y como la habías imaginado.

Cumplir con el propósito de madrugar más no significa levantarse antes de la cama e ir como un zombi en busca de café. Y es que lo que pretendemos es amanecer pronto y, sobre todo, con energía para cumplir con nuestras exigencias. En la actualidad, los días pueden llegar a ser verdaderamente agotadores. Aunque queramos limitar el tiempo que dedicamos a las obligaciones, es frecuente que este objetivo se complique. Sin embargo, conformarse con la situación y dejar de lado las actividades que más disfrutamos y que nos aportan bienestar, no es una opción. Si crees que conseguir madrugar más te ayudará a tener tiempo para ti y para cuidar la parcela personal, ¡ponte a ello! ¿Cómo? ¡Siguiendo los consejos que te damos a continuación!

Tips para madrugar más

Acuéstate antes para poder madrugar

Conseguir madrugar es posible, sin embargo, no pasa por descuidar el descanso. Disfrutar de un sueño de calidad las horas recomendadas (en torno a ocho horas) es fundamental para rendir y ser productivos. Por ello, el primer paso para levantarse más temprano, es acostarse antes de lo habitual. No lo intentes haciendo cambios drásticos, pues tu cuerpo necesita adaptarse a los nuevos hábitos de forma progresiva. Construye un horario para irte a dormir siempre a la misma hora y cúmplelo.

Favorece la relajación

Si acostarte antes te supone un problema, y te obliga a estar horas con los ojos como platos, intenta promover un estado óptimo previo. Para ello, lee unos minutos antes de dormir o medita. Por la mañana, cuando suene la alarma, estarás descansado y preparado para pasar a la acción sin remolonear entre las sábanas. De nada sirve que intentes acostarte antes, si una vez en la cama vas a estar dando vueltas y revisando el móvil sin dormir.

madrugar

Cómo despertar, importa

Si antes de acostarte te preparas varias alarmas para seguir durmiendo unos minutos más, o la vas retrasando por la mañana cuando suena, ¡cambia el chip! Pon todo de tu parte para incorporarte con la primera y única alarma. Esta no debe ser agresiva ni brusca, más bien agradable. Debe permitirte salir del sueño naturalmente y de forma amable. Una buena idea, es dejar las persianas subidas para que entre la luz al amanecer y se cree un escenario óptimo para ponerse en marcha.

Rutina al amanecer, madrugar con éxito

Es importante que determines cómo vas a actuar cuando te incorpores. Puedes empezar por beber un vaso de agua en ayunas, dar un paseo o realizar tu actividad deportiva favorita. Más tarde, disfruta de un buen desayuno que te recargue y te dé la energía que necesitas. Si te despiertas y no tienes definidas tus tareas, probablemente te consientas un rato más en la cama y acabes por abandonar tu objetivo de conseguir madrugar. Organiza y anota la noche anterior en qué va a consistir tu despertar y llévalo a cabo.

Otros trucos para conseguir madrugar más

Es muy importante mantenerse hidratado y llevar a cabo una alimentación saludable. De este modo descansarás mejor y madrugar no resultará tan complicado.

Huye por completo de una vida sedentaria. Moviliza el cuerpo, gasta el exceso de energía, cánsate y disfruta del placer de acostarte temprano con la mente y el cuerpo preparados para ese momento.

Intenta mantener el hábito de madrugar también los fines de semana. De esta manera cuerpo y mente estarán perfectamente adaptados a la rutina y la cumplirán sin ningún tipo de esfuerzo.

Encuentra en las mañanas un momento para ti, para disfrutar de la tranquilidad mientras los demás duermen a tu alrededor. Medita, reflexiona y agradece la oportunidad de un nuevo día lleno de aventuras.

Intenta trabajar aquellas cuestiones que incrementen el estrés. Cuando este es elevado y prolongado en el tiempo, puede tener consecuencias muy negativas en la salud. La dificultad para conciliar el sueño y para disfrutar de un descanso de calidad es uno de los principales síntomas. Amanecer estresado por tener que enfrentar un nuevo día, no solo resta motivación, sino que afecta a tu estado anímico y entorpece el camino hacia la meta.