fbpx

Por favor, añade tu primer artículo a la lista de deseos

Consejos para activarse cuando no hay tiempo para entrenar

La falta de tiempo es la excusa más habitual a la hora de justificar la falta de actividad. Y es que los horarios de trabajo, junto con otras obligaciones, en ocasiones impiden el desarrollo de nuestra “rutina ideal”. Sin embargo, mantenerse en movimiento es una necesidad básica para cuidar nuestra salud y lograr el normal funcionamiento del organismo. Descubre estos consejos para activarse cuando no hay tiempo para entrenar.

En primer lugar, debes saber que es normal que un día, de forma puntual, no tengas tiempo de entrenar. A todo el mundo nos surgen contratiempos que pueden echar a perder los planes que habíamos trazado para la jornada. No obstante, utilizar esta excusa, por norma general, para llevar a cabo un estilo de vida sedentario, ¡no cuela! Hace más quien quiere que quien puede y, salvo circunstancias especiales, siempre es posible sacar un momento al día para hacer ejercicio. No es cuestión de satisfacer un capricho cualquiera, sino de cumplir con un hábito que reporta un sinfín de sensaciones positivas en todos los planos. El secreto está en la planificación y la disciplina. Por lo tanto, si un día no tienes tiempo para entrenar, no te conformes con no hacer nada, salvo que tengas la necesidad de descansar, por supuesto. Hacer un poco de ejercicio al día, aunque quizá no te permita alcanzar unos objetivos superambiciosos, es mejor que no hacer nada. Por lo tanto, aunque no puedas darle a tope, muévete. Te damos algunos consejos para activarse cuando no hay tiempo para entrenar.

Consejos para activarse cuando no hay tiempo para entrenar

¿Seguro que no tienes tiempo?

Si puedes prever con antelación que no tendrás tiempo de entrenar, organízate el día de antes y encuentra un momento para ti. Madruga un poco más de la cuenta o llévate la ropa deportiva contigo para entrenar en el descanso del trabajo. Descubrirás que puedes adaptar tu rutina deportiva a tus circunstancias y observarás que, si estás comprometido con tus objetivos, no habrá quien te pare. Si no, siempre puedes entrenar en casa.

Más vale poco que nada

Si realmente el día se ha complicado y ves que no tendrás tiempo de entrenar, aunque deseas hacerlo, no tires la toalla. Dedicar 20-30 minutos a la práctica deportiva vale más que sentarse en el sofá y no hacer nada. Por ello, en lugar de asumir que no tienes tiempo para entrenar, calcula cuánto tiempo tendrás y adapta tu rutina a este. No pasa nada si modificas el entrenamiento que habías planeado. Treinta minutos de abs te pondrá el abdomen a fuego. ¿Crees que es mejor resignarse pensando que no has tenido tiempo para cumplir? ¡No excusas!

Descubre el entrenamiento sin máquinas

Cada vez es más popular el entrenamiento sin máquinas, utilizando el propio peso corporal. Algunos creen que esto no les reportará resultados y deciden obviarlo. El entrenamiento con el propio peso trabaja en profundidad y es realmente efectivo. Además, una de las grandes ventajas, es la posibilidad de practicarlo en cualquier lugar sin necesidad de desplazarte a gimnasio, salas deportivas o a la calle. ¿Has llegado tarde a casa? Haz un break antes de la ducha y márcate un pequeño entrenamiento de media hora. Acabarás el día con una gran satisfacción, bienestar y orgullo.

Otros consejos para activarse

Sal a trotar media hora o a caminar a buen ritmo. No solo activarás tu cuerpo si no que desconectarás, favorecerás un descanso reparador y te sentirás muy satisfecho.

Consulta rutinas deportivas exprés que puedan servirte de guía e inspiración. Muchas veces pensamos que en media hora no podemos hacer nada que merezca la pena y debes saber que nada más lejos de la realidad.

Hazte con una comba y salta. Este es un excelente ejercicio de cardio que resulta entretenido, divertido y, además, permite superarse continuamente por la gran cantidad de variantes de salto. ¿Te atreves?