fbpx

Por favor, añade tu primer artículo a la lista de deseos

Claves para pasar a la acción: piensa menos, ¡vive más!

Si eres una de esas personas cargadas de propósitos, pero a las que les cuesta pasar a la acción, presta atención. Este es uno de esos temas para los que todos parecen tener consejos y, sin embargo, pocos se los aplican realmente. Y es que cuando tenemos una resistencia que nos impide avanzar, abordarlo no es cosa fácil. ¡Pero sí necesario! Así que descubre algunas claves para pasar a la acción e intenta trabajar en ello. Porque recuerda, el momento de vivir es AHORA.

Atravesamos un momento complicado en el que hacer todo lo que nos gustaría no resulta sencillo. Tenemos una importante responsabilidad social que requiere de compromiso y concienciación. Se nos pide que evitemos juntarnos con muchas personas, acudir a ciertos lugares y emprender determinadas actividades. Ahora es momento de cumplir con todo ello para permanecer a salvo, que es lo más importante. No obstante, adaptarse a la nueva situación no es sinónimo de dejar de experimentar las oportunidades que la vida nos ofrece. Por ello, deja de justificar tu bloqueo con el momento complicado que atravesamos y encuentra vías y alternativas para estar satisfecho en el día a día, a pesar de los contratiempos. ¿Cómo? Te contamos algunas claves para pasar a la acción.

Claves para pasar a la acción, ¡el momento es AHORA!

Lo primero que debes intentar, es reconectar contigo mismo y descubrir qué deseas o qué es eso que querrías estar haciendo y no haces. No hace falta que sea algo existencial, basta con pequeñas metas que te ayuden a aumentar tu bienestar y satisfacción. Si, por ejemplo, quieres empezar a cumplir con firmeza una nueva rutina deportiva, adopta los siguientes consejos o adáptalos a tus circunstancias particulares.

Visualiza el objetivo

Ten claro qué es aquello que deseas conseguir y defínelo en la medida de lo posible. Si quieres demasiadas cosas y pretendes algo que todavía no tiene forma, difícilmente podrás satisfacer tu deseo de lograrlo. Por ello, intenta dibujar en tu mente, de la manera más clara posible, tu objetivo. Para ayudarte, puedes escribirlo hasta darle forma y una vez lo consigas, sabrás hacia dónde te quieres dirigir. ¿Quieres verte a ti mismo cumpliendo con una rutina deportiva? ¡Pues a por ello!

Define los pasos a seguir

Una vez que conoces con claridad el destino, solo tienes que pensar de qué manera podrás conseguirlo. En este paso deberás valorar las circunstancias que te envuelven, las distintas posibilidades y aquello que necesitarías para avanzar. Quizá descubras aspectos que te frenan y aquí será el momento de fijar un “plan B”. Pero recuerda, las alternativas no se agotan, por lo que si tu “plan B” no funciona, tienes multitud de posibilidades más para diseñar nuevos planes que te hagan conseguir el éxito. ¡No desistas! ¿Qué necesitas para cumplir con tu rutina deportiva? Tal vez asesoramiento, organizar tu tiempo, pensar si puedes ir al gym o tendrás que llevarla a cabo en casa o, tal vez, al aire libre… Define todo lo necesario. Ya tienes un dato más en tu mapa.

No escuches el ruido de tu mente

Probablemente, en este punto empezarás a imaginar todo tipo de excusas y razones por las cuales no deberías emprender el camino. “Seguro que no lo consigo”, “esto no es para mí”, “no sabré hacerlo bien”, “es una tontería”… y mil ejemplos más. No escuches todo esto porque son tus miedos e inseguridades tratando de ponerte a salvo. Tú decides si es mejor ignorarlos o si, tal vez, escucharlos puede llevarte de nuevo al punto dos y te sirve para diseñar nuevas estrategias que te den seguridad y ahuyenten a los miedos. ¿Nunca antes has conseguido cumplir con una rutina deportiva? ¿Y qué? ¡Para todo hay una primera vez! ¡Lánzate!

Solo hazlo

Una vez tengas las anteriores claves para pasar a la acción cumplidas, solo queda hacerlo. Da un paso, no lo pienses, aventúrate. Todo lo que necesitas saber lo aprenderás mientras avanzas. Nadie nace sabiendo hacerlo todo y si todas las personas se quedaran bloqueadas antes de actuar… ¿imaginas en qué mundo viviríamos? Elige una ropa deportiva que te empodere, mírate al espejo y créete que puedes, porque solo así lo conseguirás. ¿Imaginas cuando empieces a ver los resultados que deseas? ¡No habrá quien te pare!

Reflexiona y habla contigo mismo

Si ya has conseguido romper las barreras y estás avanzando hacia tus objetivos, no te confíes. Escribir en un cuaderno cómo te estás sintiendo, qué te está aportando tu cambio, si estas consiguiendo lo que deseas… te permitirá ir modificando el camino en función de tus necesidades. Esto no solo te ayudará a conocerte mejor, sino que te permitirá dar pasos con contundencia y seguridad. Serás dueño de tu propio camino y no hay mayor satisfacción que hacer con conciencia lo que uno desea.

Si crees que tus bloqueos son realmente fuertes y te están impidiendo avanzar y ser feliz, no dudes en contar con la ayuda de un profesional. Si crees que no puedes evolucionar hacia los objetivos que deseas o si no sabes definir qué es aquello que quieres conseguir o que te gusta. Sin duda, la salud mental es tan importante como la física y no tenemos por qué sufrir. Pedir ayuda cuando no encontramos la solución a un conflicto, en cualquier aspecto de la vida, siempre será el paso más acertado. ¡A por todas y, recuerda, lo vas a lograr! ¡Vive AHORA!