fbpx

Por favor, añade tu primer artículo a la lista de deseos

3 Claves para elegir sujetador deportivo

Sin duda alguna la comodidad a la hora de entrenar juega un importante papel. Y es que esta es fundamental, tanto en el desarrollo de la práctica como en los resultados posteriores. Por este motivo, cada prenda debe estar elegida en función a diferentes aspectos para lograr el confort y el éxito de la rutina. Hoy te damos 3 claves para elegir sujetador deportivo y que este cumpla con todas tus expectativas. ¡Vamos allá!

Nos preocupamos por elegir esas prendas más visibles con el objetivo de conjuntarlas y vernos bien en el entrenamiento. Debes saber que este aspecto es muy importante. Gustarnos es fundamental y puede repercutir, incluso, en la productividad de nuestro entrenamiento. Y es que disponer de una buena autoestima nos aporta seguridad, motivación y ganas por seguir avanzando. Por otro lado, hay quienes dejan de prestar tanta atención a esas prendas que no se ven… ¡Error! La ropa interior debe ser cómoda y permitirnos entrenar con total confort y sin contratiempos. ¿Sabías que una mala elección en tus calcetines podría arruinarte la carrera? Pues lo mismo ocurre con el resto de ropa, visible o no. Hoy vamos a darte algunas claves para elegir sujetador deportivo que, seguro, te resultarán muy útiles.

Del mismo modo en el que cuidamos nuestros pies eligiendo unas zapatillas de nuestra talla, que no nos hagan daño ni causen rozaduras, tenemos que proteger nuestro pecho. Para ello, es importante una buena sujeción y soporte, ¡pero con matices! Dado que no todas las mujeres tenemos el mismo cuerpo, las necesidades variarán en función de las características individuales. Dedica tiempo a elegir un sujetador deportivo a la altura.

Claves para elegir sujetador deportivo

Sujeción adecuada

Como ya te hemos comentado, la sujeción es básica para que puedas ejecutar diferentes movimientos sin molestias (carreras, saltos…). El pecho debe quedar bien recogido, por ello, encuentra un sujetador deportivo que consiga este efecto sin llegar a oprimir y a impedirte respirar normalmente. Cuando no conseguimos una buena sujeción, nos ponemos en riesgo de sufrir ciertas dolencias a la larga y, además, modificamos la postura corporal con el fin de contrarrestar la incomodidad. ¿Resultado? Perjudicamos nuestra salud y acabamos por desarrollar una mala higiene postural.

Libertad de movimiento

Es importante lograr esa compresión del pecho sin llegar al exceso. Para saber si un sujetador deportivo es adecuado, debemos realizar sin ningún problema cualquier movimiento. Si vemos que nuestros brazos no alcanzan su total rango de movimiento, es probable que el sujetador, o la talla elegida, no sea el adecuado. No te conformes si la prenda no te ajusta a la perfección, del mismo modo en que no te conformarías con unas zapatillas de running de una talla inferior.

Para cada actividad…

Elegir un sujetador deportivo es sencillo, pero también tiene sus pequeños trucos. Y es que según la actividad que vayas a desarrollar, puede resultar más cómodo uno que otro. Si vas a salir a correr, lógicamente necesitarás elegir un sujetador deportivo que ejerza una mayor presión. Por otro lado, si vas a optar por una suave sesión de estiramientos, deberá primar la capacidad total de movimiento y adaptación. Pruébatelo, experimenta sensaciones y no te conformes.

elegir sujetador deportivo

Otras claves importantes para elegir sujetador deportivo

Especialmente si tienes el pecho pequeño, asegúrate de que el sujetador deportivo ejerza presión en este y no solo te ajuste en hombros y espalda. Si no está 100% adaptado a tu cuerpo, no es el que buscas.

Inspira cogiendo la mayor cantidad de aire y expira. ¿Has sentido incomodidad para hacerlo? Si es así, ¡cambia de opción! La respiración durante la práctica en cualquier actividad es fundamental.

Es esencial que tu sujetador deportivo no tenga aros.

Sobre el tejido, este debe ser transpirable y no tener costuras.

Si tienes el pecho grande, elegir un sujetador deportivo con tirantes más anchos te asegurarán una mayor firmeza.

Si elegiste en su día el mejor sujetador deportivo pero ya no está en buenas condiciones, ha cedido o ya no se adapta como debiera, ¡es hora de renovar!

Y recuerda, ante la duda, la comodidad debe primar por encima de la estética.