fbpx

Por favor, añade tu primer artículo a la lista de deseos

Todo sobre el Ciclo indoor

Por suerte existen multitud de actividades deportivas que podemos practicar en función de nuestros gustos y necesidades. Este es uno de los principales motivos por los que no hay excusas para no hacer deporte. Que no hayas dado con la disciplina que te apasione y te resulte eficaz, no quiere decir que no exista. Hoy te contamos todo sobre el Ciclo indoor. ¿Lo has practicado alguna vez?

¿Qué es el Ciclo indoor?

Se trata de una actividad física que suele practicarse de forma colectiva en salas deportivas y gimnasios. El fin de este ejercicio es el trabajo cardiovascular y generalmente se realiza acompañado de una música enérgica que resulta muy motivadora. El Ciclo indoor, cuando se practica en grupo, va coordinado por un intructor/a que pauta la sesión dando instrucciones y variando el ritmo y la intensidad de la dinámica. Una de las buenas noticias, es que puede ser realizado por, prácticamente, cualquier persona sana que quiera ponerse en forma y mejorar su condición física. Aunque la intensidad sea elevada, cada asistente maneja su propia bicicleta, especialmente diseñada para este fin, de manera que puede ir adaptándose de forma independiente a la actividad y llevar su propio ritmo a pesar de las instrucciones del monitor/a.

Ciclo indoor vs. Ciclo outdoor

Pedalear tiene infinitud de beneficios, tanto si lo practicas de manera independiente al aire libre, como si lo haces en un gimnasio. Muchas personas optan por esta segunda opción por falta de tiempo, por cuestiones económicas, por prudencia frente a la carretera o por factores climáticos, entre otros motivos. Además, hay quienes encuentran en esta disciplina un momento de profundo desahogo y liberación, al pedalear acompañados de la música y jaleados por un intructor/a dispuesto a darlo todo. Es cuestión de gustos o necesidades y, al fin y al cabo, ¡lo importante es estar en movimiento!

Beneficios y ventajas del Ciclo indoor

Es una actividad con bajo riesgo de lesión ya que no hay impacto en las articulaciones

Favorece la salud del sistema cardiovascular, reduciendo el riesgo de sufrir enfermedades asociadas

Se trata de una actividad que trabaja piernas y glúteos de forma intensa, aunque también implica el resto de la musculatura, por lo que resulta muy completa

Fortalece la espalda y minimiza dolores asociados a una mala postura

Libera estrés y tensiones acumuladas

Promueve un descanso de calidad y unas sensaciones posteriores de bienestar

Trabaja la coordinación

Resulta un ejercicio muy motivador y es capaz de aumentar la energía considerablemente

Tiene efectos muy positivos sobre el estado de ánimo y puede reducir síntomas asociados a la ansiedad y la depresión

Es una forma de socializarse y mejorar las capacidades sociales

Estiliza la figura y promueve el mantenimiento de peso adecuado

Mejora la capacidad pulmonar

Estimula la circulación y reduce el riesgo de sufrir algunos problemas asociados como varices o pesadez de piernas

Tonifica y define la musculatura

Consideraciones importantes

Es muy importante ajustar la bicicleta a tus necesidades antes de comenzar la clase. Una vez esta dé comienzo, parar para revisar la bici no es recomendable. Por ello, acude con tiempo suficiente para elegir tu bicicleta y regularla sin contratiempos. Si no controlas el mecanismo o es la primera vez que lo haces, no dudes en consultar con el personal de sala que estará encantado de ayudarte.

Las clases suelen durar en torno a 45- 55 minutos. También las hay más rápidas, de una media hora, así como más largas llegando a alcanzar la hora y media. Que esto no te agobie ni te suponga un freno. Si crees que no cuentas con el nivel suficiente, rebaja la intensidad cuando sientas que tu cuerpo te demanda descanso y continúa pedaleando de forma suave hasta volver a la calma y finalizar la sesión. No sientas presión por dar más de lo que puedes ni permitas que este hecho te frene y te impida probar.

Es muy importante el calentamiento previo, así como un estiramiento posterior. Este irá de la mano del instructor/a, por lo que simplemente tendrás que seguir sus directrices y dejarte llevar por la práctica.

Es fundamental utilizar prendas deportivas que aporten comodidad. Estas deben ser ligeras y transpirables. Intenta utilizar prendas que cubran la piel hasta las rodillas para evitar rozaduras. Si no tienes zapatillas especiales para este fin, utiliza calzado deportivo con una suela firme. ¡No olvides la toalla! Ahora más que nunca debemos ser muy conscientes y responsables con las medidas de higiene. Solo así estaremos protegiéndonos y protegiendo al resto antes la propagación de virus.