fbpx

Por favor, añade tu primer artículo a la lista de deseos

Bicicleta estática o elíptica, ¿qué prefieres?

Personas que entrenan, tanto en casa como en el gimnasio, a menudo se preguntan si es mejor optar por la bicicleta estática o elíptica. Como en todo, hay diferentes aspectos que determinarán si debes decantarte por una u otra o, incluso, si las dos cumplirían la función que requieres. Hoy vamos a desgranar algunas similitudes y diferencias de ambas para que no te quede ninguna duda y puedas elegir la máquina adecuada. ¡Sigue leyendo!

El cardio forma parte de una rutina completa de entrenamiento. Este acelera el metabolismo, permite quemar más calorías, mejora la resistencia y fortalece corazón y pulmones, entre otros beneficios. Tras una sesión exigente de cardio es frecuente experimentar una agradable sensación de bienestar, así como una notable liberación de estrés y tensión. En función de los objetivos que se persigan, el cardio tendrá una presencia más o menos duradera en un plan de entrenamiento y más o menos intensa. Hay multitud de actividades que nos permiten trabajarlo como el running, la natación, el ciclismo… No obstante, quienes entrenan en el gimnasio o desde casa, suelen emplear máquinas orientadas a este objetivo como pueden ser la el remo, la cinta de correr, la bicicleta estática o la elíptica. Si alguna vez te has preguntado qué características las definen, hoy te hablamos de la bicicleta estática y la elíptica. ¿Por cuál te decantas?

Bicicleta estática o elíptica ¿Qué prefieres?

Características comunes

Permiten un trabajo cardiovascular efectivo

Aportan grandes beneficios a la salud general

Las dos son perfectas para trabajar desde casa

Cuidan las articulaciones debido a la ausencia de impacto

Son muy recomendables para acelerar el metabolismo y quemar calorías

Se incluyen perfectamente en una rutina orientada a la pérdida de peso

Permiten adaptar la intensidad en función de las condiciones físicas individuales

Permiten una progresión del trabajo y un aumento de la exigencia

Aptas tanto para personas experimentadas como novatas

¿Qué diferencias existen entre la bicicleta estática y la elíptica?

La técnica con la que se desarrolla la actividad en cada una de las máquinas es diferente. Esto explica que a pesar de realizar un efectivo trabajo cardiovascular, realicemos movimientos específicos y, en consecuencia, impliquemos la musculatura de manera concreta.

El movimiento del cuerpo en la elíptica exige una implicación más completa de la musculatura que en la bicicleta estática. Por ello, si se pretende una tonificación del cuerpo de manera más general, la elíptica será una buena opción.

La bicicleta elíptica involucra, además de la inferior, la parte superior del cuerpo. Por ello, exige al mismo tiempo un trabajo de coordinación, equilibro y agilidad mayor que en la bicicleta estática. En esta, permanecemos sentados y el trabajo puede llegar a ser más cómodo y confortable, aunque igualmente efectivo en muchos aspectos.

Con la bicicleta elíptica puede lograrse una tonificación muy notoria de la espalda y los brazos, además de en las piernas, porque estos también juegan un importante papel en el movimiento. Asimismo, esta máquina permite cambiar el sentido del pedaleo variando el trabajo y resultando muy versátil.

La bicicleta estática, por otro lado, ofrece un sinfín de posibilidades en cuestión de intensidad y ritmo que la hacen adaptable a cualquier necesidad, pasando desde un proceso de rehabilitación, hasta el complemento a un entrenamiento de la más elevada intensidad.

Conclusiones sobre la elección de bicicleta estática o elíptica

Si sigues teniendo dudas acerca de la elección, podemos concluir que ambas son buenas opciones para trabajar y obtener unos resultados específicos. Como máquinas de cardio, tanto la bicicleta estática como la elíptica cumplirán perfectamente su función. Si estás en un proceso de rehabilitación, deberás analizar tu lesión y ver en cuál de las dos resulta más apropiada. Para ello, un fisioterapeuta o profesional en este campo podrá indicarte la opción más recomendable. A grandes rasgos, ambas podrían satisfacer la necesidad de realizar un ejercicio suave y progresivo. En pérdida de peso, las dos serían válidas teniendo en cuenta que se produce una quema similar de calorías, siempre en función de la intensidad, el tiempo de práctica y el ritmo. ¿Quieres, además de hacer cardio, asegurarte de estar tonificando el cuerpo de una forma más general? Opta por la elíptica ya que implica un área mayor. ¿Otra idea? ¡Alterna ambas y adquiere todos los beneficios que tanto una como la otra pueden ofrecerte!