fbpx

Por favor, añade tu primer artículo a la lista de deseos

Beneficios de saltar a la comba

Saltar a la comba, para muchos, es un juego al que solíamos dedicar bastante tiempo de niños. Y es que por aquel entonces parecía coser y cantar. De adultos, especialmente si hemos dejado de hacerlo mucho tiempo atrás, se complica la ejecución del salto y la coordinación de nuestro cuerpo. ¿Te sientes identificado/a? ¡Pues ponte manos a la obra porque merece la pena! Hoy te hablamos de los beneficios de saltar a la comba y te animamos a que vueltas a retomar este hábito tan saludable, propio de los entrenamientos más exigentes. ¿Creías que tan solo era un juego de niños? ¡Pues tiene mucho que ofrecerte!

Existe variedad de actividades cardiovasculares que aportan grandes beneficios para la salud. Saltar a la comba, sin embargo, parece ser un tipo de ejercicio a los que muchos temen porque supone, sin duda, todo un reto. Y es que todos lo hemos hecho en algún momento de nuestra vida. No obstante, sabemos que retomarlo será un claro indicador de nuestras capacidades, probablemente afectadas si no solemos trabajar cardio de forma intensa y regular. Por esta razón es fundamental atreverse y lanzarse a la piscina. No importa si a la primera nos encontramos torpes o descoordinados. Si algo tenemos claro es que a base de intentarlo, acabaremos controlándolo. Los beneficios de saltar a la comba son muchos y muy importantes, por lo que ahora que se te ha presentado de nuevo la curiosidad por intentarlo… ¿a qué esperas?

Beneficios de saltar a la comba

Lo primero que debes saber es que saltar a la comba, por básico que parezca, constituye un enorme abanico de posibilidades para desarrollarse y crecer a todos los niveles. ¿Por qué? Porque una vez que controles el salto clásico, se presentará ante ti un sinfín de posibilidades para ponerte cada vez más a prueba. ¡Pero cuidado que engancha! Existen incontables tipos de saltos que dotarán a tu entrenamiento de dinamismo, originalidad y motivación. Además, saltar a la comba es perfecto como complemento a cualquier disciplina que lleves a cabo. Y es que la preparación que ofrece permite desarrollar capacidades que mejorarán el rendimiento deportivo de forma general. Asimismo, puedes hacerlo en cualquier momento y lugar y no necesitas material más allá que la propia cuerda, superfácil de transportar, por cierto.

Más beneficios…

Tonifica y fortalece la musculatura, favorece la postura corporal y aumenta la agilidad, potencia de salto y velocidad.

Permite una elevada quema de calorías si se practica a buen ritmo de manera constante. A mayor intensidad, mayor gasto. ¡Prueba con los saltos dobles!

Mejora notablemente el rendimiento cardiovascular, por lo que favorece en gran medida la salud de tu corazón.

Trabajo global del cuerpo. Al saltar a la comba se implica la musculatura de forma general y, por tanto, se trabaja de una forma completa y muy eficiente tanto tren superior como inferior.

Aumenta la capacidad de resistencia de manera muy destacable.

Es un tipo de ejercicio perfecto para mejorar la coordinación. Cuando creas que lo tienes dominado, prueba añadiendo saltos más complejos y vuelve a poner a prueba esta habilidad.

Disminuye tensiones acumuladas y permite rebajar el estrés, dotando de sensaciones placenteras de bienestar al liberar endorfinas. En este sentido, facilita un posterior descanso de calidad y combate el insomnio, promoviendo la relajación.