fbpx

Por favor, añade tu primer artículo a la lista de deseos

Beneficios de saltar a la comba

Cada vez son más personas las que se interesan por una actividad conocida por muchos desde la infancia. Y es que saltar a la comba es muy frecuente como juego entre los niños desde una edad muy temprana. No obstante, sorprende la cantidad de beneficios que se concentran en esta disciplina, tan divertida y valiosa para lograr los distintos objetivos, tanto físicos como mentales y emocionales. Hoy te hablamos de los beneficios de saltar a la comba. ¿Lo haces en la actualidad? ¿Lo hacías de niño/a? Si tus respuestas son “no” y “sí” respectivamente, ¡tal vez sea el momento de retomarlo! ¿Te animas?

Si hay un aspecto que todavía puede reforzar más la idea de entrenar, es pasarlo en grande mientras lo haces. Y es que disponer de una rutina de entrenamiento no es una opción, sino una responsabilidad contigo mismo/a y con tu salud. Saltar a la comba reúne diferentes claves que lo convierten en una actividad de lo más recomendable. Seguro que has pasado mucho tiempo saltando a la comba en tu niñez… ¿por qué no retomarlo y aportar un valor extra a tu rutina deportiva? ¡Diversión, efectividad y resultados asegurados! ¿Qué más se puede pedir?

Beneficios de saltar a la comba

Saltar a la comba es un ejercicio de lo más completo, ya que trabaja tanto tren superior como inferior al mismo tiempo y sin apenas darte cuenta. Pero además, el trabajo repercute en el cuerpo tanto a nivel muscular como aeróbico. Y es que si bien es una excelente actividad de cardio que favorece la quema de calorías, también trabaja la musculatura de forma global.

Por otro lado, saltar a la comba potencia la velocidad, la resistencia, la coordinación y el sentido del ritmo. Algo que si bien nadie cree necesitar, muchos cambiarán de opinión cuando intenten retomar los saltos a la comba. Muchas veces solemos pensar que tenemos controladas diferentes capacidades físicas… ¡hasta que las ponemos a prueba! Saltar a la comba puede ser una actividad aislada, pero también un complemento ideal en tus entrenamientos orientados a diferentes objetivos, así como el mejor de los calentamientos.

A nivel mental, saltar la comba requiere una gran perseverancia y entrega. Es lógico que no salgan los saltos a la primera, especialmente si pretendemos realizar ciertas variantes más exigentes. No obstante, ahí reside la verdadera riqueza, en la capacidad de continuar hasta dar con la fluidez y el dominio necesario. Ya lo dicen, la paciencia es una gran virtud y, en este contexto, cobra más sentido que nunca. Fortaleza física y mental, trabajan por igual en esta divertida, pero estricta, actividad.

En conclusión…

  1. Tonifica y fortalece la musculatura, favorece la postura corporal y aumenta la agilidad, potencia de salto y velocidad.
  2. Permite una elevada quema de calorías si se practica a buen ritmo de manera constante. A mayor intensidad, mayor gasto. ¡Prueba con los saltos dobles!
  3. Mejora notablemente el rendimiento cardiovascular, por lo que favorece en gran medida la salud de tu corazón.
  4. Trabajo global del cuerpo. Al saltar a la comba se implica la musculatura de forma general y, por tanto, se trabaja de una forma completa y muy eficiente tanto tren superior como inferior.
  5. Aumenta la capacidad de resistencia de manera muy destacable.
  6. Es un tipo de ejercicio perfecto para mejorar la coordinación. Cuando creas que lo tienes dominado, prueba añadiendo saltos más complejos y vuelve a poner a prueba esta habilidad.
  7. Disminuye tensiones acumuladas y permite rebajar el estrés, dotando de sensaciones placenteras de bienestar al liberar endorfinas. En este sentido, facilita un posterior descanso de calidad y combate el insomnio, promoviendo la relajación.

saltar a la comba

Otras consideraciones básicas

A todos estos beneficios, podemos añadir grandes ventajas, como la posibilidad de iniciarse en cualquier momento sin necesidad de tener experiencia previa. Lo importante no es el inicio, si no el transcurso y el aprendizaje. Asimismo, es una disciplina que puede ejecutarse con mucha comodidad en cualquier lugar, ya que la cuerda se transporta con mucha facilidad y puedes llevarla contigo allá donde vayas.

¿Existe alguna contraindicación? En este sentido, destacaríamos que se trata de un ejercicio de alto impacto que puede resultar agresivo para las articulaciones en ciertos casos, especialmente en personas que sufren alguna patología previa. Si no se te recomienda particularmente suspender la práctica, ten en cuenta utilizar un calzado adecuado, escuchar las sensaciones de tu cuerpo y practicarlo con responsabilidad. ¡A saltar familia!