fbpx

Por favor, añade tu primer artículo a la lista de deseos

Beneficios de golpear el saco de boxeo

Independientemente de que quieras convertirte en todo un boxeador/a profesional o no, hacerte con un saco es una excelente idea. Este supone un complemento con grandes posibilidades para ayudarte a estar en forma y mejorar tu condición física. Golpear el saco de boxeo te aportará grandes beneficios, tanto a nivel físico como mental. ¿Quieres conocer algunos de ellos? ¡Pues sigue leyendo!

Desde hace un tiempo atrás, la práctica del boxeo se ha popularizado sin necesidad de tener que saltar al ring. Y es que se trata de una actividad que te ayuda a estar en buena forma física y te dota de un gran bienestar físico y mental. Lejos queda esa percepción del boxeo como una disciplina violenta y agresiva. La humanidad y el esfuerzo que esconde, es mucho más valioso. Además, a nivel amateur, golpear el saco de boxeo tiene grandes beneficios y ofrece unos resultados espectaculares y muy completos. Dejando atrás la idea del boxeo en el ámbito de la competición, su práctica favorece el correcto funcionamiento del organismo, contribuyendo a su buen estado, reduciendo el riesgo de lesiones y liberando tensiones acumuladas, entre otros.

Beneficios de golpear el saco de boxeo

Libera estrés

Golear el saco de boxeo es excelente para liberar las tensiones acumuladas y deshacerte del exceso de energía. De esta manera, no solo promueve un estado de bienestar y relajación, sino que favorece un posterior descanso de calidad. Si a menudo tu trabajo deja en ti restos de tensión y preocupación, golpear el saco te ayudará a deshacerte de todo lo que no necesitas. ¿Resultado? Una mayor productividad, bienestar y motivación diaria.

Golpear el saco quema calorías

Se trata de un ejercicio aeróbico que promueve la quema de calorías. Es ideal para personas que buscan perder grasa o mantenerse en su peso ideal. Golpear el saco trabaja la resistencia física y favorece la salud cardiovascular. Reduce el riesgo de sufrir enfermedades asociadas, estimula la circulación sanguínea, favorece el sistema respiratorio y equilibra la presión arterial.

Mejora la concentración

Uno de los requisitos básicos para golpear el saco de boxeo y lograr el éxito de la práctica, es disponer de una buena capacidad de concentración. Esta es imprescindible para estar prevenidos y ejecutar los movimientos en el momento en el que corresponde hacerlo. Por ello, este tipo de entrenamiento permite una efectiva desconexión y ayuda a permanecer en el momento presente. ¿Qué consigues con ello? Renovación y bienestar inmediato.

Tonifica la musculatura

Golpear el saco, así como la practica general de la disciplina, implica la musculatura de forma general. Por ello, conseguirás una musculatura definida y tonificada, moldearás la figura y fortalecerás tu cuerpo de manera, prácticamente, total.

Trabaja los reflejos y la coordinación

Para ejecutar correctamente los movimientos, es fundamental una buena coordinación. El boxeo puede asemejarse a una danza en la que cada parte del cuerpo debe estar coordinada para el éxito de la práctica. Esta atención que la actividad requiere, ayuda a trabajar la velocidad de respuesta, así como unos buenos reflejos.

Favorece la autoestima

Ser capaces de golpear el saco y observar cómo van mejorando tus capacidades, te aporta confianza y seguridad. Asimismo, mirarte en el espejo y ver unos resultados físicos muy evidentes en combinación con los internos, supone un cóctel perfecto de autoestima y amor propio.

Golpear el saco = Core a fuego

Aunque lo primero que nos venga a la mente en el trabajo que implica el boxeo sean los brazos, el core tiene un gran protagonismo y se trabaja muy en profundidad. Las torsiones y rotaciones del tronco, hacen que esta región del cuerpo se fortalezca, dotándonos de una gran estabilidad en el día a día. Recuerda que un core trabajado reduce el riesgo de sufrir ciertas lesiones, te dota de una mayor capacidad funcional y mejora tu postura corporal, entre muchas otras aportaciones positivas.